CIENCIAS NATURALES: Ciencias de la Vida

Protegiendo la biodiversidad en una de las selvas tropicales más amenazadas

Economía ambiental para la conservación de anfibios en la selva atlántica brasileña

  • Facebook
  • Delicious
  • Meneame
  • Arroba

El 90 % de la biodiversidad asociada a las poblaciones de anfibios de la selva atlántica brasileña todavía se encuentra fuera de las áreas protegidas, según un artículo publicado en la revista Science Advances. Un estudio de la Facultad de Biología de la Universidad de Barcelona, alerta sobre la necesidad crítica de más esfuerzos en la conservación de la biodiversidad de la región, que es el hábitat natural de más de quinientas especies de anfibios.

Más información sobre:
endémicas
anfibios
conservación
biodiversidad
filogenética
selva
Brasil
extinción
especies

SINC | | 04 julio 2017 13:15

<p>Los autores alertan que el 90 % de la biodiversidad asociada a las poblaciones de anfibios de la selva atlántica brasileña todavía se encuentra fuera de las áreas protegidas / <em>Proceratophrys boiei</em>, Felipe Siqueira Campos (UB)</p>

Los autores alertan que el 90 % de la biodiversidad asociada a las poblaciones de anfibios de la selva atlántica brasileña todavía se encuentra fuera de las áreas protegidas / Proceratophrys boiei, Felipe Siqueira Campos (UB)

La pérdida del hábitat natural es la amenaza más importante para la supervivencia de las especies. Por ello, seleccionar de forma eficiente las áreas que hay que proteger es fundamental para diseñar una buena planificación sistemática en la conservación de la biodiversidad.

Las conclusiones del trabajo, en el que también han participado Ricardo Lourenço-de-Moraes (Universidad Federal de Goiás) y Mirco Solé (Universidad Estatal de Santa Cruz,Bahia), en Brasil, se basan en un protocolo novedoso de medidas efectivas de conservación que define nuevas prioridades para evaluar la biodiversidad en la selva atlántica brasileña, una extensa área geográfica con una de las tasas de biodiversidad más altas del planeta. Este nuevo enfoque de la economía ambiental, que tiene los anfibios como objeto de estudio, también podría aplicarse a regiones ricas en biodiversidad donde habitan especies en peligro de extinción.

El nuevo protocolo considera las especies amenazadas, las áreas protegidas y los respectivos valores relacionados con el coste económico de la tierra

 
"El nuevo protocolo considera las especies amenazadas, las áreas protegidas y los respectivos valores relacionados con el coste económico de la tierra. En concreto, nuestro estudio aporta tres modelos complementarios de estimaciones económicas para representar los componentes de biodiversidad —la diversidad funcional, la filogenética y la taxonómica— respecto a su capacidad de protección", detalla el profesor Gustavo A. Llorente, del Departamento de Biología Evolutiva, Ecología y Ciencias Ambientales de la UB y del Instituto de Investigación de la Biodiversidad de la Universidad de Barcelona (IRBio).
Estudiando las múltiples perspectivas de la biodiversidad
 
La diversidad funcional es una dimensión de la biodiversidad que representa el grado de diferencias entre especies según las características morfológicas, fisiológicas y ecológicas. A su vez, la diversidad filogenética añade valor a la distinción de las especies según sus historias evolutivas, y es un concepto que refleja el tiempo y el proceso de divergencia evolutiva en el árbol de la vida. Finalmente, la diversidad taxonómica representa el número de especies atribuido a una determinada región. En este contexto, combinar los indicadores sobre diversidad funcional, filogenética y taxonómica es una herramienta metodológica que ayuda predecir efectos diferenciales de competencia y filtrado ambiental en comunidades ecológicas.

Tal como explica el investigador de la UB Felipe Siqueira Campos, primer autor del estudio, «este diseño innovador muestra que los modelos de priorización centrados en la diversidad funcional, filogenética y taxonómica también pueden incluir los valores económicos coste-efectividad de la tierra.
 
"El mensaje principal —continúa— es que los costes económicos de la tierra atribuidos en nuestros modelos pueden funcionar como un mecanismo efectivo de pago por los servicios ambientales. En comparación con las actividades agrarias brasileñas, este valor corresponde al 24,13 % del lucro medio de una tierra agrícola local".

Áreas desprotegidas, especies en peligro

 Los autores han incluido las áreas desprotegidas con al menos una especie en peligro de extinción

 
Para elaborar los modelos, los autores han incluido las áreas desprotegidas —que son prioritarias para la conservación de la biodiversidad— con al menos una especie en peligro de extinción. El cálculo del coste económico de la tierra se basa en el valor medio de los pagos anuales que hace el Ministerio de Medio Ambiente de Brasil a los propietarios de remanentes forestales en la selva atlántica como compensación ecológica por servicios ambientales (en concreto, 13.273 dólares por kilómetro cuadrado).
 
Los autores advierten que el 90 % de la diversidad funcional, filogenética y taxonómica de anfibios de la selva atlántica aún permanece fuera de las áreas protegidas disponibles. Además, han identificado una alta diversidad funcional y filogenética al este de la selva atlántica de Brasil, en un gradiente de valores crecientes que avanzan desde la región central hacia el noreste del bioma. La nueva investigación también describe algunos desajustes espaciales en las regiones estudiadas, además de una alta correspondencia entre los componentes de la biodiversidad evaluados por los autores.

Referencia bibliográfica: 
 
Felipe S. Campos, Ricardo Lourenço-de-Moraes, Gustavo A. Llorente, Mirco Solé. "Cost-effective conservation of amphibian ecology and evolution". Science Advances, junio de 2017. Doi: 10.1126/sciadv.1602929

Zona geográfica: Cataluña
Fuente: Universidad de Barcelona

Comentarios

QUEREMOS SABER TU OPINIÓN

Por favor, ten en cuenta que SINC no es un consultorio de salud. Para este tipo de consejos, acude a un servicio médico.

AGENCIA SINC EN TWITTER