Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones

Saint-Exupéry, el aviador que hablaba con el principito

LUIS DEMANO / SINC
29 junio 2010 0:00 CEST

Sombrero elefante.

A pesar de que su existencia se truncó demasiado pronto, en 44 años a Antoine de Saint-Exupéry (Lyon, 29 de junio de 1900 – Costa de Marsella, 31 de julio de 1944) le dio tiempo a vivir varias vidas.

Como piloto fue uno de los pioneros de los vuelos postales internacionales, y plasmó sus viajes por el Sahara y Argentina en uno de sus primeros libros, El aviador. En 1935, una avería provocó que su avión se estrellara en el desierto del Sahara en Libia con su copiloto André Prevot. Sin apenas provisiones y al borde de la deshidratación, fueron rescatados cuatro días más tarde por un beduino. Esta experiencia le serviría a Saint-Exupéry como punto de partida para escribir su libro más famoso y popular, El principito.

Cuando estalló la II Guerra Mundial, Saint-Exupéry luchó con las fuerzas francesas hasta el armisticio con Alemania en 1941, momento en que se refugió en EE UU. En julio de 1944, formando parte de resistencia, partió en una misión para recoger información sobre las tropas alemanas, pero el avión en el que había partido de Córcega desapareció en las aguas del Mediterráneo.