Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones

Un tesoro natural protegido por decreto

El Parque Nacional de Doñana cumple 45 años. / SINC

El Parque Nacional de Doñana cumple 45 años. / SINC

A la mayor reserva biológica de Europa no le faltan títulos. El 16 de octubre de 1969 Doñana es declarada por Real Decreto 2412/1969 parque nacional. Veinte años más tarde se amplía, doblando su extensión, con un parque natural que protege su entorno; y juntos reciben en 1994 el título de Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

El decreto se firma “con el fin de que las generaciones presentes y futuras puedan utilizarlo como fuente natural de enseñanza y como testimonio de admiración y respeto del hombre hacia la naturaleza”.

Ambas áreas naturales suman 108.086 hectáreas, que son residencia o lugar de parada de más de 300 aves que viven permanente o temporalmente en sus humedales. Entre otras muchas especies amenazadas, por la marisma onubense y sevillana campean el emblemático lince ibérico o una de las aves más representativas de la fauna ibérica: el águila imperial. El agua subterránea es el secreto de la valiosa biodiversidad de la zona.

Muchas pudieron ser Doña Ana, la mujer que dio nombre a este tesoro ecológico. La historia se divide entre dos de ellas sin hallar consenso: una duquesa consorte, Doña Ana de Silva y Mendoza, y la esposa de un terrateniente de la zona, Ana Mallarte.

La gestión del Parque Nacional de Doñana la comparten actualmente el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente y la Junta de Andalucía.