Suscríbete al boletín semanal

Suscríbete para recibir cada semana el boletín SINC con los contenidos más relevantes y no te pierdas nada de la actualidad científica.

Suscríbete al boletín semanal
If you are registered

You will not be able to connect if you exceed ten failed attempts.

If you are not yet registered

The SINC Agency offers different services depending on your profile.

Select yours:

Journalists Institutions
If you are registered

You will not be able to connect if you exceed ten failed attempts.

If you are not yet registered

The SINC Agency offers different services depending on your profile.

Select yours:

Journalists Institutions

Las poblaciones de lechuzas y mochuelos disminuyen un 40% en España

Un estudio sobre la avifauna en España, publicado por la organización conservacionista SEO/BirdLife, asegura que las especies de aves que viven más próximas a los enclaves rurales muestran un declive notable de su población.

La lechuza común es una de las especies que ostenta mayores declives. Imagen: Iván Corbacho de la Herrán.
El declive de los mochuelos. Photo: Iván Corbacho de la Herrán

Un estudio sobre la avifauna en España, publicado por la organización conservacionista SEO/BirdLife, asegura que las especies de aves que viven más próximas a los enclaves rurales muestran un declive notable de su población.

El estudio Programas de Seguimiento de Avifauna 2011 hecho público por la organización conservacionista SEO/BirdLife, alerta de que la pérdida del pastoreo extensivo y el uso de insecticidas y herbicidas modifican el territorio rural y su fauna asociada.

En este sentido, especies como el jilguero, el pardillo, la tórtola o la perdiz roja, además de la lechuza, la golondrina o el gorrión han reducido su población en el territorio español en los últimos años.

Según sus estimaciones, el número de golondrinas respecto a 1998 ha disminuido un 20%, “lo supone la desaparición de muchos millones de ejemplares”, subrayan. Su población en España se estimó en unos 30 millones en 2006 y desde ese año hasta 2011 el declive estaría en torno al 10%, por lo que habría tres millones menos de ejemplares que hace tan solo seis años.

“Estas especies, tan cercanas al ser humano, ven transformarse los mosaicos agropecuarios y los entornos rurales en los que se mueven, y responden con declives próximos, incluso, al cuarenta por ciento”, explica la organización.

El trabajo hace hincapié en la pérdida de tres millones de golondrinas, ocho millones de gorriones y un 40% de lechuzas y mochuelos en los últimos años en España.

Por el contrario, la superficie forestal ha aumentado, muchos bosques han madurado y, como consecuencia, las aves ligadas a este medio tienen una evolución positiva.