Suscríbete al boletín semanal

Suscríbete para recibir cada semana el boletín SINC con los contenidos más relevantes y no te pierdas nada de la actualidad científica.

Suscríbete al boletín semanal
If you are registered

You will not be able to connect if you exceed ten failed attempts.

If you are not yet registered

The SINC Agency offers different services depending on your profile.

Select yours:

Journalists Institutions
If you are registered

You will not be able to connect if you exceed ten failed attempts.

If you are not yet registered

The SINC Agency offers different services depending on your profile.

Select yours:

Journalists Institutions

Hallan un grabado de origen neandertal en una cueva de Gibraltar

Una investigación internacional, liderada por la Universidad de Huelva, sobre un grabado descubierto en la roca de la Cueva de Gorham (Gibraltar) estima que la impresión de las líneas cruzadas que aparecen representadas fue probablemente trazada por neandertales. Esto supone que tendrían capacidad para la expresión abstracta.

Grabado realizado por neandertales.

La capacidad de pensamiento simbólico no es exclusiva del hombre moderno o, al menos, eso parece indicar un grabado neandertal hallado en una roca de la cueva de Gorham, en Gibraltar. Hasta ahora, la producción de pinturas rupestres y grabados en las paredes de las cuevas se consideraba fruto de la evolución humana y una capacidad exclusiva de los humanos modernos, que llegaron a Europa occidental hace unos 40.000 años.

Sin embargo, un estudio internacional publicado ayer en la revista científica PNAS y en el que han participado investigadores españoles presenta el primer caso demostrable de un diseño abstracto hecho por neandertales.

El grabado –del tamaño de la palma de una mano y realizado sobre una roca– es un trazado de líneas cruzadas en ángulo recto. Para determinar cómo y por qué se grabaron estas líneas en la roca, los investigadores, realizaron un estudio microscópico y morfométrico de las incisiones a través de microfotografías.

Hasta ahora, el arte rupestre descubierto por los científicos se había atribuido exclusivamente a los seres humanos modernos, que llegaron a Europa occidental hace unos 40.000 años.

Un equipo internacional de científicos, liderado por la Universidad de Huelva, descubrieron un patrón abstracto grabado en una roca de la cueva de Gorham (Gibraltar).

Estos surcos se hicieron intencionadamente al pasar varias veces una punta de corte robusta sobre la roca, en una misma dirección, y no por corte accidental

Dicho patrón muestra líneas cruzadas y fue hallado en un sedimento intacto en el que previamente se habían encontrado artefactos neandertales, lo que sugiere que el labrado de la piedra es anterior a 39.000 años de antigüedad.

Los autores tomaron microfotografías de las marcas de herramientas en el grabado y las compararon con otras marcas experimentales realizadas con diversas herramientas.

Asimismo, el análisis geoquímico del revestimiento mineral en los surcos del tallado sugiere que este arte rupestre se creó antes de la deposición del sedimento suprayacente.

Las conclusiones del estudio que publica la revista PNAS indican que con alta probabilidad estos surcos se hicieron intencionadamente al pasar varias veces una punta de corte robusta sobre la roca, en una misma dirección, y no por el corte accidental relacionado con otras actividades.

“Los resultados se suman a la evidencias de otros yacimientos neandertales que demuestran que la capacidad intelectual de los neandertales ha sido subestimada”, apuntan los autores del estudio.

“A pesar de su aparente simplicidad, el grabado de los neandertales representa un salto cualitativo en nuestro conocimiento de la capacidad cognitiva de esos otros humanos ya extintos: este tipo de representaciones abstractas, sin ninguna funcionalidad aparente, es exclusivo de mentes con capacidad de abstracción”, como explica el investigador del CSIC Juan José Negro, de la Estación Biológica de Doñana, que ha participado en el estudio. “Se trata de un elemento cultural, de un fenómeno único equiparable a una obra de arte”, añade.

Referencia bibliográfica:

Joaquín Rodríguez-Vidal et al."A rock engraving made by Neanderthals in Gibraltar" PNAS: 1-6. 1 de septiembre. www.pnas.org/cgi/doi/10.1073/pnas.1411529111