Suscríbete al boletín semanal

Suscríbete para recibir cada semana el boletín SINC con los contenidos más relevantes y no te pierdas nada de la actualidad científica.

Suscríbete al boletín semanal
If you are registered

You will not be able to connect if you exceed ten failed attempts.

If you are not yet registered

The SINC Agency offers different services depending on your profile.

Select yours:

Journalists Institutions
If you are registered

You will not be able to connect if you exceed ten failed attempts.

If you are not yet registered

The SINC Agency offers different services depending on your profile.

Select yours:

Journalists Institutions

“La relación médico paciente debe cambiar si queremos éxitos en la promoción de la salud”

El doctor Anderson, de la Universidad de Michigan, habló ante 300 médicos de familia en Reus, con motivo de las VI Jornadas del IDIAP Jordi Gol. Este experto en pedagogía aboga por dar autonomia de decisión al paciente.

Bob Anderson, doctor en pedagogía de la Universidad de Michigan (EUA), expuso en las VI Jornadas del Instituto de Investigación en Atención Primaria (IDIAP Jordi Gol) celebradas en Reus, ante 300 investigadores de primaria, cómo hay que motivar a los pacientes para tener éxito en la promoción y prevención de la salud. Según el experto norteamericano, la relación actual entre médico y paciente se basa en un rol de autoridad que ejerce el profesional sanitario frente al paciente al que suele decir qué debe hacer para solucionar sus problemas de salud. Conseguir que el paciente adopte cambios en su vida, sobretodo en temas de prevención de salud, no suele funcionar bajo el prisma de esta relación. Según la exposición que hizo ayer, es necesario cambiar esta relación, convirtiendo al paciente en el responsable de decidir cómo quiere solucionar su problema de salud.

El doctor Anderson, cree que para que el paciente adopte este papel, es necesario que esté motivado. Para ello, según el doctor Anderson hay que seguir seis pasos:

1. Asegurarse que el paciente entiende de la gravedad del problema de salud: tabaco, obesidad, etc…

2. Asegurarse que el paciente tiene una fuerte motivación interior para solucionar el problema.

3. Fijar un objetivo, sin que sea demasiado ambicioso.

4. Informar al paciente de los recursos que se le pueden ofrecer para ayudarle.

5. Desarrollar un plan con el paciente.

6. Poner en práctica el plan. Puede ponerse por escrito y firmado por los dos (a manera de contrato).

El doctor Anderson concluyó que "es el paciente y no el médico quién tiene el control a la hora de ejecutar el plan, dado que es el paciente el que lleva el control de los comportamientos que debe cambiar y dada la importancia de su conocimiento experto sobre su propia vida".