Suscríbete al boletín semanal

Suscríbete para recibir cada semana el boletín SINC con los contenidos más relevantes y no te pierdas nada de la actualidad científica.

Suscríbete al boletín semanal
If you are registered

You will not be able to connect if you exceed ten failed attempts.

If you are not yet registered

The SINC Agency offers different services depending on your profile.

Select yours:

Journalists Institutions
If you are registered

You will not be able to connect if you exceed ten failed attempts.

If you are not yet registered

The SINC Agency offers different services depending on your profile.

Select yours:

Journalists Institutions
El IDIAP Jordi Gol y los PASSIR de Catalunya han realizado el estudio

El 80% de los abusos sexuales provienen de familiares y personas conocidas

Una investigación ha estima la prevalencia y características del abuso sexual durante la infancia en Cataluña y sus efectos en las posteriores relaciones afectivas y sexuales.

Ilustración: The Lamplighters.

El abuso sexual es una forma de maltrato presente en todas la culturas y clases sociales, que afecta de manera más prevalente a las niñas y chicas, aunque también los niños y chicos pueden ser víctimas. Vulnera los derechos humanos y sexuales y tiene consecuencias relevantes sobre la salud física y mental a medio y largo término.

"El abuso sexual intrafamiliar es el más frecuente y provoca en la persona que lo padece un daño que puede condicionar su desarrollo personal y psicosexual futuro, Por ello es muy importante la reacción del entorno familiar y su apoyo para ayudar a las víctimas a reconstruir su autoestima y confianza", dice la investigación sobre abusos sexuales en Cataluña que ha sido presentada hoy.

El estudio estima la prevalencia y las características del abuso sexual durante la infancia y adolescencia (ASI) en mujeres adultas que solicitan atención en los Programas de Atención a la Salud Sexual y Reproductiva (PASSIR) de Cataluña.

Han participado 1.015 mujeres mayores de edad que recibian atención psicológica en 24 PASSIR de Cataluña. Los resultados únicamente son extrapolables a poblaciones que reciben atención psicológica de características similares, y no a la población general.

También ha analizado la relación entre la experiencia del ASI y la salud sexual y reproductiva, la satisfacción en las relaciones afectivas y sexuales y la autopercepción de salud.

El estudio ha sido realizado por los equipos del PASSIR y del Instituto de Investigación en Atención Primaria (IDIAP Jordi Gol). También ha recibido una beca del Instituto Catalán de las Mujeres, y ha sido premiado con el 20 Premio Ferran Salsas que otorga el Ayuntamiento de Rubí.

El 80% de los abusos proviene de familiares

Los resultados apuntan cifras significativas: un 80% de los abusos se perpetran por familiares y personas conocidas. Una de cada tres mujeres que reciben atención psicoterapeuta en los PASSIR ha sufrido algun tipo de abuso sexual en la infancia, un 32.4% ha sufrido tocamientos sin consentimiento, un 16.5% han sido obligadas a tocar a alguién sexualmente, un 16.7% ha sufrido intento de penetración sin su consentimient, un 9.6% han sido penetradas sin su consentimiento

En niñas menores de 13 años, la persona que abusó de ellas era mayoritariamente un familiar. En niñas mayores de 13 años, era más frecuente que el abusador fuera la pareja, un amigo o conocido de la propia chica. La prevalencia del abuso sexual infantil acompañado de agresiones físicas ha sido del 23%. El porcentaje de niñas y chicas que explican el abuso cuando lo sufren es muy bajo. Sólo una de cada tres lo explica, y de éstas, el 50% recibieron apoyo familiar. Además, entre las chicas que lo explicaron, una de cada cinco fue culpabilizada de los hechos. Sólo el 6% denunció el intento de penetración o penetración.

Salud sexual y reproductiva

Las mujeres con antecedentes de ASI refieren peor autopercepción de salud. Entre las mujeres que han reconocido ASI, el porcentaje de las que se han sentido presionadas en sus primeras relaciones sexuales es más del doble que entre las que no han tenido esta experiencia. Los embarazos no planificados, la interrupción voluntaria del embarazo, la maternidad y embarazo adolescente son significativamente más frecuentes entre las mujeres que han sufrido ASI.

Las mujeres que han sufrido ASI presentan más infecciones de transmisión sexual y un mayor número de parejas sexuales, hecho que puede asociarse con más riesgo en su salud sexual y reproductiva.

Relaciones afectivas y sexuales

Las mujeres que han sufrido ASI manifiestan menor confianza y más dificultades de comunicación con la pareja actual. No se han detectado diferencias en la satisfacción percibida con las relaciones afectivas entre los dos grupos.Todas las disfunciones sexuales son más frecuentes en las mujeres que han sufrido ASI

La situaciones de abuso sexual infantil más graves se relacionan con una mayor frecuencia de dificultades en la excitación, rechazo y inapetencia sexual. Fuerte asociación entre la experiencia ASI y todo tipo de maltrato frente a la mujer en edad adulta.

Las mujeres que han sufrido ASI demandan a los profesionales que las atiendan con empatía, sensibilidad y confidencialidad. También valoran positivamente no ser juzgadas

Se sienten ayudadas si pueden hablar con privacidad y confidencialidad en las consultas. Valoran que los profesionales que las atienden manifiesten y confirmen que las situaciones que han vivido son inaceptables e inmerecidas.

Destacan la necesidad de la víctima de ser ayudada, escuchada, creída y tratada, tanto en la familia como en espacios especializados.

-----------------------

Referencia bibiográfica:

IDIAP Jordi Gol y PASSIR, Abuso sexual en la infancia y la adolescencia: efectos a largo término en la salud sexual y reproductiva y las relaciones sexuales y afectivas en las mujeres adultas, 2009.