Suscríbete al boletín semanal

Suscríbete para recibir cada semana el boletín SINC con los contenidos más relevantes y no te pierdas nada de la actualidad científica.

Suscríbete al boletín semanal
If you are registered

You will not be able to connect if you exceed ten failed attempts.

If you are not yet registered

The SINC Agency offers different services depending on your profile.

Select yours:

Journalists Institutions
If you are registered

You will not be able to connect if you exceed ten failed attempts.

If you are not yet registered

The SINC Agency offers different services depending on your profile.

Select yours:

Journalists Institutions

Los sumideros marinos de carbono podrían ser una alternativa para la lucha contra el cambio climático

La Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) ha presentado ayer en la Cumbre sobre Cambio Climático y Áreas Protegidas de Granada el primer estudio en profundidad sobre los ecosistemas marinos. El trabajo Gestión de los Sumideros Naturales de Carbono Costeros demuestra que la capacidad para atrapar carbono de forma progresiva de praderas oceánicas, manglares y marismas es mayor que los sumideros de carbono terrestres, los bosques.

Praderas marinas en Tanga. Foto: Jerker Tamelander / UICN.

El informe de la UICN, elaborado con el apoyo de Natural England, la Fundación Lighhouse y el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA), ofrece los datos más recientes sobre la capacidad del océano para almacenar carbono y sobre la función que praderas oceánicas, manglares y marismas ejercen en la reducción de los efectos negativos del cambio climático.

“La pérdida actual de dos tercios de las praderas marinas y el 50% de los bosques de manglares debido a las actividades humanas, amenaza seriamente la capacidad de almacenamiento de carbono y es comparable al declive anual de los bosques del Amazonas”, ha declarado Dan Laffoley, autor principal del informe y vicepresidente Marino de la Comisión Mundial de Áreas Protegidas de UICN.

El estudio proporciona recomendaciones políticas concretas sobre cómo incluir la gestión de los sumideros marinos de carbono en las estrategias internacionales y nacionales de reducción. “Es necesaria una acción internacional urgente para garantizar un reconocimiento universal de los ecosistemas costeros marinos como sumideros fundamentales de carbono, y para gestionarlos y protegerlos de forma adecuada”, ha añadido Laffoley.

El potencial del mundo marino

Según el informe, el potencial de los manglares, las marismas y las praderas marinas para almacenar carbono se garantiza a través de una serie de enfoques de gestión como las Áreas Marinas Protegidas, la Planificación Espacial Marina, las técnicas de gestión de los caladeros de pesca según su zonificación, un desarrollo costero regulado, y la rehabilitación de los ecosistemas.

“El mundo marino no sólo regula nuestro clima y suministra bienes y servicios básicos; también nos ayuda a hacer frente al cambio climático”, ha declarado Carl Gustaf Lundin, director del Programa Marino Global de UICN. “Los dirigentes a nivel nacional e internacional tienen que evaluar políticas y mecanismos de financiación para la protección y gestión de nuestros océanos, y este informe es el mejor punto de partida”, ha apuntado Gustaf.