BIOMEDICINA Y SALUD: Otras especialidades médicas

El estudio ha permitido identificar un nuevo linaje genético

Logran secuenciar el genoma de la momia de un niño inca sacrificado

  • Facebook
  • Delicious
  • Meneame
  • Arroba

En 1985 se encontró una extraña momia de un niño inca semienterrada y congelada en la montaña del Aconcagua (Argentina). Ahora, un equipo de la Universidad de Santiago de Compostela ha conseguido extraer y secuenciar el genoma del ADN mitocondrial procedente de una biopsia de pulmón de esta momia. Los resultados indican que el niño perteneció a una población genética que compartía un ancestro común no identificado previamente en nativos americanos modernos.

Más información sobre:
momia
genética
ADN
bioinformática
genoma
forense
inca
mitocondria

SINC | 12 noviembre 2015 15:00

<p>Momia del Aconcagua. En el recuadro superior se muestra una imagen de una parte del pulmón diseccionado que se ha utilizado para la extracción de ADN / Universidad Nacional de Cuyo (Argentina)</p>

Momia del Aconcagua. En el recuadro superior se muestra una imagen de una parte del pulmón diseccionado que se ha utilizado para la extracción de ADN / Universidad Nacional de Cuyo (Argentina)

Un equipo de genetistas, forenses y expertos en pediatría de la Universidad de Santiago de Compostela (USC) ha liderado una investigación que ha logrado, por primera vez, secuenciar el genoma mitocondrial de una momia de un niño inca de siete años. Los resultados se publican hoy en la revista Scientific Reports del grupo Nature.

El equipo ha logrado extraer y secuenciar la totalidad del genoma mitocondrial procedente de una biopsia de pulmón de la momia

La momia, de unos 500 años de antiguedad, fue encontrada semienterrada y congelada en 1985 en el borde occidental del sur del cerro Aconcagua, a 5.300 metros de altitud en la base de la montaña de Pirámide (Mendoza, Argentina). Según estudios arqueológicos y antropológicos previos, el niño pudo ser víctima de un ritual de sacrificio inca conocido como capacocha.

En colaboración con investigadores de la Universidad de Córdoba (Argentina), el equipo de la USC, dirigido por el genetista Antonio Salas, ha conseguido extraer y secuenciar la totalidad del genoma mitocondrial de ADN procedente de una biopsia de pulmón de la momia.

A este trabajo se suma un importante esfuerzo bioinformático y matemático que permitió comparar los resultados de este análisis de laboratorio con una base de datos mundial de aproximadamente 28.000 mitogenomas.

Un nuevo halogrupo

Según explica Salas, la comparación posibilitó señalar en el perfil genético de la momia un nuevo linaje genético (haplogrupo) denominado C1bi que “no había sido identificado previamente en poblaciones contemporáneas”. Además, y tomando como referencia otra base de datos, los científicos localizaron posibles descendientes de este linaje viviendo en Perú y Bolivia en la actualidad, así como un individuo que habitó en el antiguo imperio Wari (contemporáneo a los incas y de procedencia andina).

El niño pertenece a un subgrupo genético raro de antepasados maternos humanos que surgieron hace aproximadamente 14.300 años en Perú

Los autores indican que que la momia pertenece a un subgrupo genético raro de antepasados maternos humanos que surgieron hace aproximadamente 14.300 años en Perú, lo que es consistente a su vez con hallazgos arqueológicos previos.

El estudio del material mitocondrial se completará en el futuro con nuevos análisis de ADN nuclear que ampliarán el conocimiento sobre una de las más grandes y complejas civilizaciones de la América precolombina, al tiempo que evidencia cómo distintas áreas de conocimiento –genética, antropología e historia– pueden confluir entorno a un mismo tema.

Salas ha comentado a Sinc que el equipo planea seguir estudiando la muestra de pulmón de la momia: "Nos planteamos no solo hacer más análisis genómicos, sino también estudios del microbioma del pulmón, lo que podría arrojar información interesantísima en relación a los patógenos del momento y los procesos de evolución de dichos patógenos", destaca.

Referencia bilbiográfica:

Antonio Salas et al. "The complete mitogenome of a 500-year-old Inca child mummy". Scientific Reports, 12 de noviembre, 2015.

Si eres periodista y quieres el contacto con los investigadores, regístrate en SINC como periodista.

Zona geográfica: España
Fuente: Universidad de Santiago de Compostela

Comentarios

  • Jose Diax |13. noviembre 2015 07:47:10

    Wari fue una cultura muy anterior a los incas, un posible imperio predecesor en el Horizonte Medio, los incas son del Horizonte Tardio

    Responder a este comentario

  • scalvet |14. noviembre 2015 14:39:32

    Creo que hay un error. Una biopsia es un análisis histológico o bioquímico de una muestra de tejido de un vivo (de BIOS =vivo y OPSÍA =mirar).
    Lo que han hecho es un estudio sobre una muestra de tejido pulmonar pero jamás una biopsia ya que el niño estaba muerto (y bien muerto) cuando se extrajo la muestra.
    También podríamos hablar de necropsia (etimológicamente estudio de un muerto) aunque usualmente este término se reserva a aquellos estudios que persiguen averiguar las causas de la muerte.

    Responder a este comentario

  • Joaquin Felix Rodriguez Bassecourt |18. noviembre 2015 09:00:30

    No deja de ser interesante que este sacrificio humano se realizara con alguien de una etnia poco común, así como con un posible carácter ancestral en la época en que fue realizado el sacrificio.

    Lo que podría implicar que los sacrificios en su origen tuvieran no una mera inducción o deducción imaginaria, sino una posible reconstrucción de un vinculo ancestral con un modelo cultural fundamentado en una sociedad cuyas fuentes culturales paradigmáticas o arquetípicas fueran oníricas o alucinógenas, estando vinculadas a un grupo étnico del que este individuo fuera un representante.

    Responder a este comentario

QUEREMOS SABER TU OPINIÓN

Por favor, ten en cuenta que SINC no es un consultorio de salud. Para este tipo de consejos, acude a un servicio médico.

AGENCIA SINC EN TWITTER