CIENCIAS NATURALES: Ciencias de la Vida

Tres grandes simios pasan el test de falsas creencias

Los monos saben cuándo te equivocas

  • Facebook
  • Delicious
  • Meneame
  • Arroba

La forma en la que cada uno ve el mundo y la realidad no siempre coincide; eso lo sabemos todos. Pero, al contrario de lo que se pensaba, no somos los únicos que nos damos cuenta de que alguien tiene una idea errónea. Un estudio demuestra por primera vez que chimpancés, bonobos y orangutanes son capaces de reconocer falsas creencias como lo hace un niño.

Más información sobre:
bonobos
chimpancés
orangutanes
monos
creencias
engaño

SINC | | 06 octubre 2016 20:00

<p>Los monos pueden anticipar correctamente que los humanos buscarán un elemento oculto en un lugar específico, incluso si saben que el objeto ya no está allí / <a href="https://www.flickr.com/photos/rodracir/5328973404/in/photolist-qMUSet-4GjLjD-jJaaYg-3168pe-31aDHA-9jfuFu-4FytNk-7PMwxu-dAwgJj-j8FG1d-e5VyhH-aczLhq-c5J4cU-9jfvn1-d4NZ1C-85Fq7p-7wEPY5-97Uo8N" target="_blank">DracirR</a></p>

Los monos pueden anticipar correctamente que los humanos buscarán un elemento oculto en un lugar específico, incluso si saben que el objeto ya no está allí / DracirR

La capacidad de saber cuándo los demás tienen creencias erróneas se ha visto tradicionalmente como un hito clave y exclusivo en el desarrollo cognitivo humano. Las personas son capaces de entender las intenciones y pensamientos de los demás en la primera infancia, por lo general, antes de la edad de cinco años.

Esto marca el comienzo de la habilidad de los niños para comprender plenamente las emociones de la gente que los rodea, una aptitud esencial para llevarse bien con otras personas y predecir lo que podrían hacer. También es la base de nuestra capacidad para engañar a los demás, haciéndoles creer algo que no es cierto. De hecho, la incapacidad para inferir lo que otros están pensando o sintiendo se considera una señal temprana de autismo.

Entender los pensamientos de los demás es esencial para llevarse bien y predecir lo que harán

"Esta capacidad cognitiva está en el centro de múltiples habilidades sociales humanas," explica Christopher Krupenye, de la Universidad de Duke, que ha dirigido un estudio junto con el psicólogo Fumihiro Kano, de la Universidad de Kyoto, para comprobar si esta capacidad es o no exclusiva de los humanos.

Para ello, en la investigación, que publica la revista Science, participaron chimpancés, bonobos y orangutanes que observaban dos vídeos cortos. En uno, una persona con un traje de King Kong se esconde en uno de los dos grandes montones de heno que hay, mientras que otro hombre lo mira y lo golpea con una vara.

Después el hombre desaparece por una puerta y, cuando nadie lo está mirando, el disfrazado se escapa. En la escena final vuelve a aparecer el hombre de la vara y trata de encontrar al falso mono.

Chimpancés, bonobos y orangutanes detectaron cómo el protagonista de dos vídeos caía en un engaño

El segundo vídeo que les enseñaron es similar, a excepción de que el hombre vuelve a la escena para recuperar una piedra que vio esconder a King Kong en una de las dos cajas. Pero este la ha robado a espaldas del hombre y se escapa.

Mientras los monos veían las películas, los investigadores monitorizaron su mirada con un sistema de visión infrarroja instalado fuera de su cubículo.

Leer la mente de los demás

Para pasar la prueba, los simios debían predecir que cuando el hombre regresa, buscará por error el objeto donde se escondió por última vez, a pesar de que ellos mismos saben que ya no está allí, y lo mismo ocurrirá con el montón de heno donde se escondió King Kong.

En ambos casos, los monos miraron primero y de forma más prolongada el lugar donde el hombre vio por última vez el objeto y a King Kong, lo que indica que esperan que este crea que todavía está oculto en ese lugar.

“Los monos pueden anticipar correctamente que los humanos buscarán un elemento oculto en un lugar específico, incluso si saben que el objeto ya no está allí”, recalcan los investigadores.

El experimento demostró, por tanto, que nuestros parientes primates también son capaces de saber cuándo algo está solo en nuestra cabeza y no se corresponde con la realidad. Es una destreza que ha existido en el árbol genealógico de los primates durante al menos de 13 a 18 millones de años, desde la existencia de los últimos antepasados comunes de los chimpancés, los bonobos, orangutanes y humanos.

Nuestros parientes primates saben cuándo algo está solo en nuestra cabeza y no se corresponde con la realidad

"Les enseñamos un trocito de película al día", comenta Krupenye, ahora investigador posdoctoral en el Instituto Max Planck de Antropología Evolutiva en Alemania. "Realmente parecían disfrutar de ella".

Estos resultados son similares a los de los experimentos realizados con los bebés humanos menores de dos años.

"Esta es la primera vez que animales no humanos han pasado un test sobre falsas creencias", dice el investigador. "Si experimentos futuros confirman estos resultados –añade– podrían llevar a los científicos a replantearse hasta qué punto los simios se entienden entre sí".

 Referencia bibligráfica:

"Great Apes Anticipate That Other Individuals Will Act According to False Beliefs," Christopher Krupenye, Fumihiro Kano, Satoshi Hirata, Josep Call and Michael Tomasello.Science, Oct. 7, 2016. http://science.sciencemag.org/cgi/doi/10.1126/science.aaf8110.

Zona geográfica: España
Fuente: SINC

Comentarios

  • Joaquin Felix Rodriguez Bassecourt |13. octubre 2016 10:17:42

    Si analizamos los experimentos nos encontramos a la hora de su evaluación con un problema, que tiene que ver no con los animales sujetos a experimentación o sus capacidades evaluativas, sino con el hecho de que los experimentadores tienen una definición limitada y defectuosa de lo que es conceptualmente la inteligencia, así como la relación dialéctica de esta inteligencia con el instinto.

    Por otro lado a esto se añade otro problema. Que nuestros modelos de evaluación intelectual no distinguen entre el adiestramiento intelectual y la inteligencia, por lo cual las pruebas para evaluar la inteligencia lo que miden es la operatividad del adiestramiento intelectual de los individuos mas que su inteligencia.

    Es importante ser conscientes que lo que habitualmente llamamos inteligencia y talento son automatismos creados por el adiestramiento intelectual, ya sea de tipo educativo o bien de tipo existencial como el que desarrollan los sujetos en los ambientes sociales en donde nacen, se desarrollan y sobreviven una vez que se adaptan a los parámetros de supervivencia de los mismos.

    La inteligencia y el talento mas que la adaptación adiestrada de las capacidades intelectuales humanas, es la capacidad potencial de interpretación que los automatismos del adiestramiento intelectual proporcionan.

    Por otro es necesario ser conscientes que todo instinto o mecanismo biológico por básico que sea, en el momento en que ha sido optimizado por la evolución, tiene el origen y fundamento de esta optimización evolutiva ya sea como mecanismo o automatismo bioquímico, en una etapa en que dicho conjunto biológico molecular del que descienden los virus, los procariotas, los eucariota, etc., tenían necesidad de realizar un interpretación sociocultural de la realidad, que se expresaba en el nivel sociocultural de la biología molecular.

    Si recordamos la neotenia del cráneo humano, así como el hecho de que los grandes simios pierden esta neotenia, comprenderemos que las capacidades del bebe, así como las de los grandes simios reflejan una inteligencia sociocultural que fue, pero que hoy es un complejo comportamiento instintivo de una especie social, pero no un índice de la capacidad de interpretación sociocultural de la realidad, pues la inteligencia como sentido interpretativo de la realidad es hoy una variable que viene determinada por el nivel de desarrollo mecanicista de las fuerzas productivas.

    Aunque teniendo en cuenta que estamos en una etapa de involución sociocultural donde el adiestramiento sociocultural dominante, actúa para impedir que la potencia sociocultural humana realice una interpretación dialéctica de la realidad, que implicaría la extinción revolucionaria de la totalidad de las identidades individuales y colectivas burguesas, así como del orden sociocultural cuya reproducción instintiva pretende instaurar la contrarrevolución burguesa postmoderna con o sin burguesía. Podemos comprender que estas cuestiones queden fuera de la perspectiva de investigadores, que pese a su elevada preparación viven alienados en la involución infrahumana postmoderna de la humanidad.

    Responder a este comentario

QUEREMOS SABER TU OPINIÓN

Por favor, ten en cuenta que SINC no es un consultorio de salud. Para este tipo de consejos, acude a un servicio médico.

AGENCIA SINC EN TWITTER