BIOMEDICINA Y SALUD: Ciencias clínicas

Ha sido probada con éxito en fase 1 con humanos sanos

Primera vacuna contra la malaria que usa parásitos atenuados genéticamente

  • Facebook
  • Delicious
  • Meneame
  • Arroba

Científicos de EE UU han demostrado la seguridad y eficacia de una nueva vacuna contra la malaria en un estudio clínico de fase 1 con humanos. La vacuna, denominada GAP3KO, utiliza parásitos de Plasmodium falciparum genéticamente atenuados a los que se eliminan tres genes específicos que se requieren para producir la infección y causar la enfermedad.

Más información sobre:
Plasmodium falciparum
malaria
parasito
ingeniería genética
genes

SINC | | 04 enero 2017 20:00

<p>El mosquito<em> Anopheles albimanus</em> es un vector de la malaria humana. Imagen: <a href="http://www.flickr.com/photos/pennstatelive/7694655428/sizes/h/" target="_blank">Pennstatelive.</a></p>

El mosquito Anopheles albimanus es un vector de la malaria humana. Imagen: Pennstatelive.

Un ensayo clínico de fase 1 con diez voluntarios sanos ha confirmado que una nueva vacuna contra la malaria, en la que se han utilizado parásitos genéticamente atenuados, es segura, se tolera bien y tiene una buena respuesta inmune. El estudio ha sido publicado hoy en Science Translational Medicine por científicos del Center for Infectious Disease Research (CIDR) y del  Fred Hutchinson Cancer Research Center, ambos en EE UU.

Los parásitos genéticamente atenuados son incapaces de multiplicarse en el hígado, pero están vivos y estimulan el sistema inmunológico

La malaria está causada por el parásito Plasmodium falciparum que se transmite a los humanos por la picadura de un mosquito, infectando primero el hígado y luego la sangre. En 2015 se produjeron más de 200 millones de infecciones y casi medio millón de muertes en todo el mundo por esta enfermedad. Numerosos centros están ahora investigando para lograr una vacuna eficaz que acabe con esta lacra. 

El nuevo estudio describe el uso de un parásito de la malaria modificado genéticamente, que se debilita mediante la eliminación de tres genes específicos, imprescindibles para que infecte con éxito y cause la enfermedad en humanos.

Estos parásitos genéticamente atenuados, (GAP, por sus siglas en inglés) son incapaces de multiplicarse en el hígado humano, pero están vivos y estimulan efectivamente el sistema inmunológico para construir defensas que puedan proteger contra una infección real de malaria.

La atenuación ha sido una estrategia habitual en la producción de vacunas, tanto virales como bacterianas, que se viene aplicando desde la primera vacuna de Edward Jenner contra la viruela hace más de dos siglos.

Ingeniería genética de precisión

Sin embargo, la atenuación en la mayoría de las vacunas anteriores se logró cultivando el virus o las bacterias durante largos períodos de tiempo, hasta que los organismos perdían parte de su virulencia, o bien utilizando un organismo altamente relacionado pero no patógeno. La vacuna GAP3KO contra la malaria se creó utilizando ingeniería genética precisa del parásito de la malaria. Se trata de un enfoque único en la lucha contra las enfermedades parasitarias.

“La vacuna provoca con una sola administración una respuesta inmune robusta", dice Mikolajczak

Según explica Sebastian Mikolajczak, científico principal del CIDR y líder del proyecto GAP,  “el nuevo estudio está basado en nuestro trabajo anterior. Ya teníamos buenos indicadores en trabajos preclínicos con ratones de que este ‘triple nocaut’ (GAP3KO), que tiene tres genes eliminados, estaba completamente atenuado”.

"Ahora –agrega Mikolajczak–, hemos demostrado que la vacuna GAP3KO está totalmente atenuada en humanos y también que, después de una sola administración, provoca una respuesta inmune robusta contra el parásito. En conjunto, estos hallazgos son hitos claves para el desarrollo de una vacuna eficaz contra la malaria".

Referencia bibliográfica:

James G. Kublin, Sebastian A. Mikolajczak et al. “Complete attenuation of genetically engineered Plasmodium falciparum sporozoites in human subjects”. Science Translational Medicine (4 de enero, 2017).

Zona geográfica: Norteamérica
Fuente: SINC

Comentarios

  • aquilaluna |10. enero 2017 08:21:02

    En abril de 1972, después de siete meses de audiencias, el juez administrativo nombrado por la EPA, Edmund Sweeney, concluyó que "el DDT no es un riesgo cancerígeno para el hombre... el uso del DDT bajo las regulaciones involucradas aquí no tienen un efecto deletéreo para los peces de agua dulce, organismos estuarianos, aves silvestres u otro tipo de vida salvaje.”[1]

    Dos meses después, el administador de la EPA (y miembro y captador de fondos del Environmental Defense Fund) William Ruckelshaus –que jamás asistió a ninguna de las audiencias durante los siete meses que duró el juicio al DDT y que tampoco leyó jamás las transcripciones de las audiencias– desechó la decisión del juez Sweeney. Ruckelshaus declaró que el DDT era un "carcinógeno potencial para el hombre" y lo prohibió para prácticamente todos los usos.[2]

    Desde que Ruckelshaus arbitraria y craprichosamente prohibió el DDT, un número estimado de 17.800 millones casos de malaria han causado un inmenso sufrimiento y pobreza en el Tercer Mundo.[3]

    Responder a este comentario

  • d |10. enero 2017 08:21:09

    desde hace mas de 50 años se sabe como acabar con la malaria, pero una serie de mentiras de Greempace prococaron mas de 120 millones de muertos desde su prohibicion
    sio esto no es asesinato en masa no lo es nada

    Responder a este comentario

QUEREMOS SABER TU OPINIÓN

Por favor, ten en cuenta que SINC no es un consultorio de salud. Para este tipo de consejos, acude a un servicio médico.

AGENCIA SINC EN TWITTER