CIENCIAS SOCIALES: Ciencias Jurídicas y Derecho

¿Cómo parar más desahucios?

English
  • Facebook
  • Delicious
  • Meneame
  • Arroba

La Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH) ha logrado paralizar en toda España unos 1.663 desahucios desde que se creó en Barcelona en 2009. Un equipo de investigadores ha analizado las claves del éxito y de la rápida expansión de este movimiento social que según los autores “trata de anteponer la justicia a la legalidad cuando las leyes son manifiestamente injustas”. El estudio denuncia por primera vez esta situación desde la comunidad científica.

Más información sobre:
desahucios
hipoteca
vivienda
PAH
familias
redes sociales

SINC | | 29 abril 2015 08:55

<p>Una mujer llora ante su inminente desahucio. / Olmo Calvo (Sinc)</p>

Una mujer llora ante su inminente desahucio. / Olmo Calvo (Sinc)

Unas 350.000 familias han sido desahuciadas de sus hogares en España desde el inicio de la crisis inmobiliaria hasta el 2014. La respuesta de la sociedad civil española ha sido el surgimiento de un movimiento social llamado Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH), creado para evitar los desahucios y hacer presión para cambiar la legislación. En la actualidad, la PAH ha parado 1.663 desahucios.

La PAH está impulsada por la voluntad de hacer efectivo el derecho a la vivienda, recogido en el artículo 47 de la Constitución española

Para entender el éxito de la paralización de los desahucios que copa a diario las portadas de los medios de comunicación, Eva Álvarez, urbanista de la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid, ha examinado la capacidad de estos movimientos sociales para producir cambios reales.

El estudio, publicado en la revista Habitat International, explora el modo en el que se produce el rápido proceso de diseminación de esta red de movimientos sociales impulsada por su voluntad de hacer efectivo el derecho a la vivienda, recogido en el artículo 47 de la Constitución española.

“Quisimos visibilizar la problemática del tema de los desahucios y los esfuerzos de los afectados de la PAH para defender los derechos cuando las instituciones se están poniendo de espaldas a la realidad”, dice Álvarez.

_MG_5241

Manifestación en contra de los desahucios. / Olmo Calvo-Sinc

El poder de la actuación social

El trabajo recoge las principales claves del éxito de la plataforma social que paró el primer desahucio en 2011, en plena efervescencia del movimiento del 15M. Para la investigadora, la PAH supo tomar conciencia de la realidad y reaccionar frente a ella, pero sobre todo logró anteponer la justicia a la 'legalidad'. De hecho, la ley hipotecaria ha sido declarada ilegal por el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE). “La PAH ha conseguido cambiar el imaginario colectivo y ha logrado que la gente se una”, asegura la arquitecta.

“Lo más difícil no es paralizar un desahucio sino conseguir que los que se sienten víctimas pierdan el miedo y logren empoderarse y actuar”

“Lo más difícil no es paralizar un desahucio sino conseguir que los que se sienten víctimas –algunas personas llegan al suicidio– pierdan el miedo y logren empoderarse y actuar”, señala a Sinc la experta, también presidenta en España del movimiento ATD Cuarto Mundo, una asociación internacional que lucha contra la extrema pobreza.

Ante la dramática situación a la que muchos afectados se enfrentan, “la PAH ha conseguido recuperar al sujeto para que sea el líder de su propio proceso de cambio y de transformación”, añade. Una vez recuperado este empoderamiento, la gente ha sido capaz de organizarse para defender un derecho “que la propia ley vulnera”, lamenta Álvarez.  

La PAH ha demostrado también cambiar la agenda política, algo que se aprecia en los programas que se preparan para las próximas elecciones: todos los partidos han incluido de uno u otro modo la defensa del derecho a la vivienda. “Hasta los partidos que han negado esta realidad en sus anteriores legislaturas lo llevan ahora en sus programas políticos. Otra cosa es que luego lo cumplan o no pero por lo menos ha habido un cambio”, apunta la investigadora.

“El desahuciado de la hipoteca podrías ser tú”

Según la investigación, la expansión de este movimiento social ha sido esencial para detener tantos desahucios. La difusión se produce en un espacio híbrido de dos maneras: en el territorio y en las redes sociales.

"En el momento en el que pierdas tu trabajo y estés dos meses sin pagar la hipoteca, podrías ser una de estas personas"

En la primera, las asambleas y los espacios locales permiten que se produzca la transformación de los agentes de cambios y “van contagiando a vecinos y vecinas”, observa Álvarez. A esto se añaden las redes sociales, “una estructura muy rápidamente replicable tanto en los modos de actuar como en la forma en la que se cuenta”, recalca la experta quien considera que la ciencia debe estar al servicio de la sociedad.

Uno de los aspectos que surgen a raíz de la propagación del movimiento es el tema de la empatía y que el propio estudio no logra abordar. “El éxito de la PAH radica también en que la gente empatiza con la problemática de las familias desahuciadas. Las personas entienden que el desahuciado de la hipoteca podrías ser tú. En el momento en el que pierdas tu trabajo y estés dos meses sin pagar la hipoteca, podrías ser una de estas personas”, zanja la urbanista, quien considera que la empatía promueve la acción social.

Referencia bibliográfica:

Álvarez de Andrés, Eva; Campos, Maria Jose Zapata; Zapata, Patrik. “Stop the evictions! The diffusion of networked social movements and the emergence of a hybrid space: The case of the Spanish Mortgage Victims Group” Habitat International 46: 252-259 DOI: 10.1016/j.habitatint.2014.10.002 Abril de 2015

Si eres periodista y quieres el contacto con los investigadores, regístrate en SINC como periodista.

Zona geográfica: España
Fuente: SINC

Comentarios

  • Daniel Rodríguez Herrera |30. abril 2015 15:51:00

    Esto no está hecho desde "la comunidad científica" sino desde el activismo político. Se supone que este es un sitio serio, financiado encima con fondos públicos, que debería saber diferenciar estas cosas, por favor.

    Responder a este comentario

  • santaklaus |04. mayo 2015 08:17:32

    Si somos pragmáticos podemos parar los deshaucios impidiendo que los banqueros controlen el poder. Y eso se hace destutyendo a sus lacayos políticos, esto es a la derecha. Si no se vota al PP los banqueros pierden poder y los desahucios y los engaños a los que los bancos someten a los clientes se reducirán.
    Esa es la vía rápida. Este año hay elecciones. Vota contra los corruptos y los ladrones y cerás qué pronto cesan los desahucios.

    Responder a este comentario

  • Joaquin Felix Rodriguez Bassecourt |04. mayo 2015 08:26:34

    El único criterio científico valido es la certeza, por otro lado es posible que la acusación sea a veces aplicable a quien la hace.

    Pues si analizamos la naturaleza del comentario nos encontramos con que se descalifica sin argumentar, lo que implica que la opinión de la persona que descalifica al sitio, no tendría nada que objetar si se hubiera tratado de un estudio en donde se justificara la ejecución de las consecuencias del no pago de las obligaciones hipotecarias, calificando a los movimientos de defensa de los afectados por la hipoteca como gentes utópicas, cuyos planteamientos pueden causar serios problemas a la sociedad.

    En este caso seria una argumentación de una conclusión contraria, que no llevaría a la descalificación del sitio.

    Responder a este comentario

  • Eva Álvarez. |05. mayo 2015 15:51:39

    Gracias Joaquin por tú contribución de que: "El único criterio científico valido es la certeza".
    Lo cierto es que miles de familias estan siendo desahuciadas, lo cierto es que el TJUE ha decretado que cualquier desahucio sin alternativa habitacional contraviene la Declaración Universal de los Derechos humanos y que por tanto es ilegal.

    Y dudando de si lo que escribo a continuación es certeza o no, pero lo que al menos yo constato es que dado el lenguaje codificado que utilizamos en el ambito cientifico, los plazos de las publicaciones, etc. No estamos respondiendo a lo que entiendo debería ser nuestro fin último: Estar al servicio de la sociedad, de lo que de verdad afecta a la vida de la gente. Y esto es al menos lo que a mi me cuestiona, y a lo que a lo largo de mi vida me gustaría dar respuesta.

    Responder a este comentario

QUEREMOS SABER TU OPINIÓN

Por favor, ten en cuenta que SINC no es un consultorio de salud. Para este tipo de consejos, acude a un servicio médico.

AGENCIA SINC EN TWITTER