BIOMEDICINA Y SALUD: Ciencias clínicas

Descubrimiento sin precedentes en genética del desarrollo

Las embarazadas varían la genética de su futuro hijo incluso si el óvulo es donado

  • Facebook
  • Delicious
  • Meneame
  • Arroba

Los hábitos de la mujer durante el embarazo son determinantes en el desarrollo embrionario, ya que pueden modificar el genoma del embrión. Este hallazgo confirma que las gestantes son capaces de variar la genética de su futuro hijo aun cuando el óvulo es de otra mujer, como sucede en los casos de ovodonación. Esta ‘comunicación’ se produce antes de que el embrión se implante en el endometrio.

Más información sobre:
endometrio
óvulo
donación
embarazo
genética

SINC | | 22 septiembre 2015 14:17

<p>La transmisión de moléculas entre gestante y embrión se produce antes de que este se implante en el endometrio. / Fotolia</p>

La transmisión de moléculas entre gestante y embrión se produce antes de que este se implante en el endometrio. / Fotolia

Investigadores de la Fundación del Instituto Valenciano de Infertilidad (FIVI) han demostrado, por primera vez en la historia de la genética, la ‘comunicación’ entre gestante y embrión, suficiente para modificar el genoma del futuro bebé.

Con este pionero trabajo, los autores –con Felipe Vilella y Carlos Simón a la cabeza– han confirmado la conocida como ‘hipótesis Barker’. Formulada por el epidemiólogo inglés David Barker en 1990, afirma cómo “lo que sucede en el útero materno es más importante que lo que sucede tras el nacimiento”.

Según afirmó el epidemiólogo inglés David Barker, “lo que sucede en el útero materno es más importante que lo que sucede tras el nacimiento”

El hallazgo, publicado en la revista Development, sostiene que la madre puede variar la información genética del hijo, incluso si el óvulo es de una donante o si se recurre a un vientre de alquiler (gestante subrogada).

En palabras de Vilella a Sinc, “con esto se rompe el rechazo inicial de aquellas madres que tienen que recurrir a la donación ovocitaria para cumplir sus deseos reproductivos. Los genes no van a ser los suyos, eso es imposible, pero sí que podrán modularlos con su carga genética”.

Además, este estudio alerta a aquellas personas que optan por un vientre de alquiler (en los países en los que está legalmente permitido) sobre la importancia de la madre de sustitución y el papel que desempeña en dicho vínculo con el embrión.

“Este hallazgo muestra un intercambio entre endometrio y embrión, algo que ya sospechábamos por la coincidencia de algunos rasgos físicos entre madres e hijos de ovodonación, así como por la incidencia de enfermedades en los niños relacionados con patologías maternas durante la gestación, como obesidad o tabaquismo”, añade.

Antes de la implantación

La transmisión de moléculas entre gestante y embrión se produce antes de que este se implante en el endometrio. Esto es así porque cuando se produce la fecundación, el embrión tarda unos cinco días en trasladarse desde las trompas de Falopio hasta la cavidad uterina. Una vez allí, la implantación no se produce hasta las siguientes 24 a 36 horas, momento en que se adhiere al endometrio.

150922_exoma_materno

Microscopía electrónica de la unión de un exoma materno a una célula de un embrión de ratón. / IVI

Durante ese periodo de tiempo es cuando la gestante secreta su líquido endometrial con información genética que es tomada por el embrión, modificando así su desarrollo. Esta información no es otra que microARNs que se internalizan al embrión y lo modifican transcripcionalmente, lo que hace que se expresen proteínas que favorecen su implantación. “Es como si la madre le dijera al embrión ‘mi endometrio está listo’”, explica a Sinc Villela.

“Esta ‘comunicación’ puede provocar que en el embrión se expresen o se inhiban funciones específicas, como muestra la transmisión de diversas enfermedades tipo diabetes u obesidad”, afirman los autores. “Esta publicación abre la puerta a evitar este tipo de patologías cuando su causa no es genética”.

Así, los investigadores concluyen que, sabiendo que existe esta transmisión, en el futuro se podrá detectar cómo cortarla acabando con las madres e hijos obesos o, en los países en los que se permite la subrogación de útero, darle más importancia al historial de hábitos previos de la gestante.

Referencia bibliográfica:

Felipe Vilella y Carlos Simón. ‘Hsa-miR-30-d, secreted by the human endometrium, is taken up by the pre-implantation embryo and might modify its transcriptome’. Development

Zona geográfica: España
Fuente: SINC

Comentarios

  • Antonio Godino |24. septiembre 2015 10:46:55

    Es una investigacion de sumo interes, siendo una ves màs claro El papel de la expresiòn genica.

    Responder a este comentario

  • Jusn Jose |25. septiembre 2015 11:53:50

    Epigenetica haciendo de las suyas!!

    Responder a este comentario

  • pranea |28. septiembre 2015 08:49:53

    Hombre, tiene pinta que es un microRNA, que modifica el transcriptoma , es decir la expresión de algunos genes, no LA GENÉTICA. Incluso dice "might", o sea que tampoco es una conclusión muy potente. Podríais cambiar el titular para no dar a confusión.

    Responder a este comentario

    • Karina |12. mayo 2016 13:17:59

      Si coincido pranea, esta cambiando el bagaje genético del embrión asombroso!! parece ciencia ficción, nada esté determinado ni aún la genética... un microRNA, que modifica el transcriptoma , es decir la expresión de algunos genes.

      Responder a este comentario

  • Saúl Ares |28. septiembre 2015 08:55:00

    El artículo es bastante confuso. Lo que es afectado por la madre no es el genoma del embrión, que mientras no se demuestre lo contrario, sigue siendo de por vida el que tiene en el momento de la fertilización, sino la forma en que se expresan los genes de ese genoma. Que, eso no tiene discusión, es algo de una importancia capital y que afectará decisivamente al desarrollo del embrión y sus características posteriores.

    Responder a este comentario

  • Fátima Yousef |01. octubre 2015 09:29:08

    Demuestra la presencia de miRNAs y no de cambios genéticos. :)
    Lo de que demuestra la hipotesis Baker no se de donde sale, del paper no, solo cita la hipotesis. :)
    En el propio título del artículo dice que "might modify its transcriptome". Might not be una pedazo de evidencia, cuando lo es no pone uno "might". :)

    Responder a este comentario

  • Caya |30. octubre 2015 08:45:45

    Estamos en pañales! Y a futuro se descubrirá el porque de tantos vinculos que hoy no entendemos...

    Responder a este comentario

QUEREMOS SABER TU OPINIÓN

Por favor, ten en cuenta que SINC no es un consultorio de salud. Para este tipo de consejos, acude a un servicio médico.

AGENCIA SINC EN TWITTER