Suscríbete al boletín semanal

Suscríbete para recibir cada semana el boletín SINC con los contenidos más relevantes y no te pierdas nada de la actualidad científica.

Suscríbete al boletín semanal
Ciencias Naturales
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones

Alertan de un preocupante declive de la fauna salvaje del parque Masai Mara

Alertan de un preocupante declive de la fauna salvaje del parque Masai Mara

Alertan de un preocupante declive de la fauna salvaje del parque Masai Mara

Famoso por la fauna salvaje que recorre sus praderas, el Parque Nacional de Masai Mara (en la imagen), en el suroeste de Kenia, está perdiendo su más preciado tesoro. Así lo advierte un estudio realizado por investigadores del Instituto Internacional de Investigación sobre Ganado (ILRI por sus siglas en inglés), con sede en Nairobi, y dirigida y financiada por WWF, que se publica en British Journal of Zoology. Especies como las jirafas o los ñus han descendido considerablemente en número, debido a que compiten en su supervivencia con una concentración creciente de asentamientos humanos en la región.

Los datos son el producto de un riguroso seguimiento mensual realizado entre 1989 y 2003, gracias al cual los científicos descubrieron que los ejemplares de seis especies de ungulados (mamíferos de casco o pezuña) -jirafas, ñus, impala, jabalíes africanos, topis y cobos de agua-, habían descendido en los últimos quince años. La explicación a este declive se debe al crecimiento de los asentamientos Masai, que explotan el territorio para cosechas y producción de ganado. Hasta hace poco, la mayoría habitantes de este pueblo eran pastores seminómadas, que coexistían con facilidad con la fauna de la región. Sin embargo, durante las últimas décadas algunos se han trasladado a asentamientos más permanentes. Los investigadores señalan que la transición de los Masai hacia un estilo de vida más sedentario ha sido provocada en parte por décadas de políticas negligentes, que les dejaron sin otra opción que la de abandonar sus prácticas ecológicamente sostenibles de pastoreo del ganado en amplias extensiones de tierra.

Artículos relacionados