Suscríbete al boletín semanal

Suscríbete para recibir cada semana el boletín SINC con los contenidos más relevantes y no te pierdas nada de la actualidad científica.

Suscríbete al boletín semanal
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones

“Estoy tan emocionado que tartamudeo”

En España solo unos pocos centros ofrecen esta experiencia a grupos de escolares. / SINC

En España solo unos pocos centros ofrecen esta experiencia a grupos de escolares. / SINC

El 31 de mayo fueron los alumnos de los colegios madrileños Benito Pérez Galdós y de Tres Olivos quienes, emocionados ante la idea de dormir entre sus animales favoritos en el Museo Nacional de Ciencias Naturales, bombardearon a los monitores con sus acuciantes dudas nada más llegar: “¿Por qué las tortugas chillan?”, “¿Las arañas comen niños?”, “¿Tú sabes por qué el pez globo se hincha?”. Mientras, en medio de tanta excitación, comentaban entre ellos las ganas que tenían de ver el calamar gigante, el leopardo, las serpientes o el caballo: “Estoy tan emocionado que tartamudeo”.

Artículos relacionados