Suscríbete al boletín semanal

Suscríbete para recibir cada semana el boletín SINC con los contenidos más relevantes y no te pierdas nada de la actualidad científica.

Suscríbete al boletín semanal
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones

Hacia unas resonancias magnéticas más agradables

Hacia unas resonancias magnéticas más agradables

Gracias a una investigación que se publica esta semana en Nature, las resonancias magnéticas (MRI por sus siglas en inglés) podrían convertirse en una experiencia mucho más cómoda para los pacientes. Un equipo de científicos suizos y británicos ha ajustado la técnica de detección para liberar más espacio dentro de la máquina. Tradicionalmente, la técnica de la resonancia magnética se basa en una proximidad entre el sujeto y el detector para producir imágenes en alta resolución. Ahora, el equipo de Klaas Pruessmann ha demostrado que usando ondas de radio frecuencia, las imágenes se pueden detectar desde una distancia mayor, situando al paciente al final del imán y dejando más espacio libre en el centro de la máquina. Además de ofrecer mayor comodidad, esta nueva técnica permitirá a los investigadores realizar una cobertura más uniforme con muestras más grandes, y poder colocar equipamiento y dispositivos adicionales.

La imagen, obtenida con esta nueva técnica, muestra una cabeza humana tomada con una antena desde una distancia de 90 centímetros.

Fuente: SINC / D. Brunner / K. Prues
Derechos: Copyright
Creative Commons 4.0
Puedes copiar, difundir y transformar los contenidos de SINC. Lee las condiciones de nuestra licencia
Sé el primero en comentar