Suscríbete al boletín semanal

Suscríbete para recibir cada semana el boletín SINC con los contenidos más relevantes y no te pierdas nada de la actualidad científica.

Suscríbete al boletín semanal
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones

Los pájaros queman proteínas de sus propios músculos para no parar a beber

pájaros

Ciertas aves migratorias metabolizan proteínas de sus músculos para obtener agua.

Las aves migratorias se mantienen hidratadas quemando las proteínas de sus músculos durante el vuelo, según un estudio publicado en Science. De esta manera, conservan su nivel de agua sin realizar frecuentes paradas en sus largos viajes.

Incluso cuando disponen de reservas de grasas, los pájaros migratorios metabolizan proteínas para obtener energía, con lo que reducen el tamaño de determinados músculos. Durante años, los investigadores han especulado con las posibles causas de este comportamiento.

Una de las explicaciones más populares sugería que al quemar músculos, lograban reducir su tamaño, con lo que disminuía el gasto energético necesario para volar; pero hasta ahora no se había llegado a ninguna conclusión definitiva. La pista decisiva es que, aunque con esta estrategia los animales obtienen menos energía, producen cinco veces más cantidad de agua. Por tanto, la hidratación podría ser el objetivo.

En el experimento, Alexander R. Gerson y Christopher G. Guglielmo, investigadores de la Universidad de Ontario del Oeste (Canadá) estudiaron el vuelo de zorzalitos de Swainson (Catharus ustulatus). Compararon el comportamiento del animal en un túnel de viento bajo diversas condiciones atmosféricas, y concluyeron que el nivel de humedad puede determinar cómo las aves metabolizan y almacenan proteínas.

Artículos relacionados