Suscríbete al boletín semanal

Suscríbete para recibir cada semana el boletín SINC con los contenidos más relevantes y no te pierdas nada de la actualidad científica.

Suscríbete al boletín semanal
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones

El 25 de mayo de 1895 Oscar Wilde es condenado por cometer actos indecentes

LUIS DEMANO / SINC
25 mayo 2010 0:00 CEST

El 25 de mayo de 1895 Oscar Wilde es condenado por cometer actos indecentes

“No existen más que dos reglas para escribir: tener algo que decir y decirlo”. Con esta sencilla fórmula se refería Óscar Wilde al arte que le convirtió en una celebridad y en uno de los autores más reconocidos del Londres victoriano. Dramaturgo, poeta y ensayista, la carrera de Wilde fue bruscamente interrumpida por un juicio que le convirtió en el blanco de las iras de la puritana sociedad de la época.

Acusado de sodomita por el marqués de Queensberry, padre de su amigo y amante Alfred Douglas, Wilde cometió el error de denunciarle por calumnias. En el juicio, que perdió y dilapidó su fortuna, salieron a relucir las prácticas homosexuales del escritor, provocando un escándalo y un nuevo juicio. Acusado de indecencia grave, Wilde fue condenado a dos años de trabajos forzosos, una experiencia que describió en su obra De profundis.

El escritor nació el 16 de octubre de 1854 en Dublín (Irlanda, por entonces perteneciente al Reino Unido) y murió en París, el 30 de noviembre de 1900, por un ataque de meningitis.