Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones

España dice adiós a la peseta

El 21 de noviembre de 2000 la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre finalizó la producción de los billetes de pesetas. / WEARBEARD

El 21 de noviembre de 2000 la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre finalizó la producción de los billetes de pesetas. El billete de 10.000 pesetas fue el último que salió de las máquinas de impresión. Siete meses más tarde dejaron de acuñarse también las monedas. Por tanto, planchas, troqueles y útiles específicos que servían para realizar la peseta pasaron a ser piezas de museo.

Tanto las monedas como los billetes en pesetas prosiguieron en circulación hasta el 28 de febrero de 2002, después de dos meses de convivencia con el euro, que pasó a ser la única divi­sa válida a partir del 1 de marzo de ese año.

La peseta fue la moneda de curso legal en España y sus colonias desde su aprobación el 19 de octubre de 1868. Los primeros billetes de peseta fueron impresos el 1 de julio de 1874. Tenían los valores faciales de 25, 50, 100, 500 y 1000 pesetas. Debido a su elevado valor en la época, solo estaban destinados a ser manejados por bancos y otras entidades financieras.