Suscríbete al boletín semanal

Recibe cada semana los contenidos más relevantes de la actualidad científica.

Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones

La vuelta al mundo del Graf Zeppelin

El 8 de agosto de 1929 comienza su vuelta al mundo el Graf Zeppelin. / Sinc

El 8 de agosto de 1929 partió de la estación aeronaval de Lakehurst (Nueva Jersey, EE UU) el dirigible alemán Graf o Conde Zeppelin LZ 127 con el objetivo de dar su primera vuelta al mundo.

A bordo viajaban 60 hombres y una sola mujer, la periodista Lady Grace Hay-Drummond-Hay, que trabajaba para el magnate Randolph Hearst, uno de los patrocinadores del viaje.

Al mando del capitán Hugo Eckener, la gran aeronave –de 236,6 metros– atravesó el Atlántico, llegó a Europa por las costas gallegas e hizo su primera escala en la ciudad alemana de Friedrichshafen.

Después, sobrevoló los Urales y cruzó Siberia hasta alcanzar Tokio (Japón), donde hizo otra escala y recibió la acogida más multitudinaria. El propio emperador Hirohito invitó al pasaje a la ceremonia del té.

Posteriormente el Graf Zeppelin cruzó el Pacífico rumbo a Estados Unidos. El 26 de agosto, tras casi 80 horas de navegación, aterrizó en Los Ángeles.

Finalmente, tras un viaje de 21 días y recorrer cerca de 34.000 km, la aeronave retornó el 29 de agosto a su punto de partida, Lakehurst. Años más tarde, en 1937, el mismo escenario sería testigo del desastre del dirigible Hindenburg y el ocaso de estos gigantes del aire.

Fuente: SINC
Derechos: Creative Commons
Creative Commons 4.0
Puedes copiar, difundir y transformar los contenidos de SINC. Lee las condiciones de nuestra licencia
Queremos saber tu opinión