Suscríbete al boletín semanal

Suscríbete para recibir cada semana el boletín SINC con los contenidos más relevantes y no te pierdas nada de la actualidad científica.

Suscríbete al boletín semanal
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones

Así es el virus del Ébola

Visual Science
18/10/2014 08:00 CEST

Infografía en 3D del virus del Ébola (pulsar sobre la imagen para verla ampliada). / © Visual Science

Un equipo de ilustradores biomédicos de la compañía rusa Visual Science ha recopilado los datos conocidos del virus del ébola para crear uno de los modelos 3D más detallados del microorganismo. El virión o partícula vírica infecciosa tiene unos 80 nanómetros (nm) de diámetro, bastante constante, y una longitud variable de hasta 1.400 nm de largo. Contiene proteínas codificadas por el propio virus (dibujadas en la imagen en tonos granates) y estructuras capturadas a la célula huésped (en gris), como las proteínas humanas que utiliza el patógeno para formar su propia membrana. Esta se genera cuando el virus recién replicado sale por gemación de la célula infectada.

Sobre su membrana, el virus fabrica glicoproteínas (GP), unos penachos moleculares que le sirven para fijarse y entrar en sus siguientes víctimas. Estas GP son parecidas a las del virus del sida y, como en ese caso, también centran la atención de numerosos estudios científicos para neutralizarlas con posibles vacunas.

En el interior del virión se distribuyen varias capas de proteínas, como VP40 y VP24, que actúan durante la gemación; o VP35 y VP30, que activan la transcripción y se enfrentan al interferón que produce nuestro sistema inmunitario para luchar contra los agentes patógenos.

La estructura espiral que aparecen en el centro es una nucleocápsula formada por su ARN –el virus del ébola no tiene ADN– y la proteína NP que ayuda a empaquetarlo en forma de hélice. En la imagen también se aprecia la polimerasa o proteína L, responsable de la síntesis del ARN, el auténtico ‘software’ que organiza el microorganismo.

Esta infografía en 3D, que recibió una mención de honor en 2012 por la revista Science, incluye 11 tipos de proteínas humanas y del virus, 18.900 nucleótidos de su genoma de ARN y más de 2,5 millones de moléculas lipídicas. El modelo está basado en análisis de rayos X y espectroscopía de resonancia magnética nuclear, así como en información virológica publicada en las últimas décadas.

Fuente: Visual Science
Derechos: Copyright
Creative Commons 4.0
Puedes copiar, difundir y transformar los contenidos de SINC. Lee las condiciones de nuestra licencia
QUEREMOS SABER TU OPINIÓN

Por favor, ten en cuenta que SINC no es un consultorio de salud. Para este tipo de consejos, acude a un servicio médico.