Suscríbete al boletín semanal

Suscríbete para recibir cada semana el boletín SINC con los contenidos más relevantes y no te pierdas nada de la actualidad científica.

Suscríbete al boletín semanal
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones

Ortografía recomendada para 450 millones de hispanoparlantes

Prefieren recomendar y no imponer

Al final hubo solución: recomendar pero no imponer. Es la decisión salomónica a la que han llegado por unanimidad las 22 Academias de la Lengua española. Los cambios en la Ortografía más controvertidos se han quedado en meras propuestas. Por eso, la 'i griega' podremos seguir llamándola así, a pesar de que se recomienda llamarla 'ye'. Lo mismo que la 'be' y la 'uve', que seguiremos conociéndolas por ese nombre, menos en los lugares donde prefieran continuar con otra denominación. Y en cuanto a los acentos, quitárselos a 'solo', de solamente, o a los pronombres demostrativos sería lo más correcto. Pero seguir acentuándolos no será un falta en nuestra ortografía. Otra cosa son 'truhan' o 'guion', palabras consideradas únicamente monosílabos y, por lo tanto, siempre irán sin acentuar. Desaparecen tildes y letras. Porque la 'ch' y la 'll' ya no se incluyen en un abecedario que se queda con 27 caracteres. Todos los detalles se publicarán en la edición que está prevista que esté lista antes de Navidad. A los cerca de 450 millones de hispanoparlantes que la utilizamos sólo nos queda empezar a practicarla.

Zona geográfica:
Derechos: Copyright
Artículos relacionados