Suscríbete al boletín semanal

Recibe cada semana los contenidos más relevantes de la actualidad científica.

Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones

Demuestran la fiabilidad de la criptografía cuántica en áreas metropolitanas

La criptografía cuántica permite tener comunicaciones totalmente seguras a través de internet. Un nuevo estudio con colaboración española prueba que sus protocolos ofrecen prestaciones similares a los sistemas convencionales en comunicaciones a corta distancia, y no únicamente en largas distancias. El sistema desarrollado por este equipo ya ha sido implementado en una red metropolitana en el área de Shanghái.

Marcos Curty. / AtlantTIC Research Center

Los métodos actuales de criptografía no son totalmente seguros. Su seguridad depende de los recursos computacionales que destinen las personas que quieran romperlos; y las capacidades y sistemas que existen en la actualidad los convierten ya en vulnerables. La criptografía cuántica soluciona ese problema, aportando soluciones absolutamente seguras y fiables para la transmisión de información. Y se sabe que es completamente segura porque se basa en los principios teóricos de la mecánica cuántica.

“Hablamos de sistemas que no se pueden romper”, afirma el investigador de AtlantTIC y profesor de la Universidad de Vigo Marcos Curty. Por eso en el mundo actual, en el que el intercambio de información sensible a través de internet crece a diario, instituciones, empresas y gobiernos trabajan para crear redes seguras basadas en este tipo de protocolos.

Curty ha demostrado la viabilidad de la utilización de estos protocolos totalmente seguros en áreas metropolitanas

Gracias a su colaboración con otros grupos internacionales y empresas de telecomunicaciones, Curty ha demostrado la viabilidad de la utilización de estos protocolos totalmente seguros en áreas metropolitanas, no exclusivamente para transmisiones a larga distancia. Así lo refleja en un nuevo artículo publicado este mes en Nature Photonics.

Las claves de la investigación en criptografía cuántica

En 2010, investigadores de la Universidad de Waterloo demostraron la dificultad de lograr que las implementaciones experimentales de criptografía cuántica cumplan los requisitos impuestos por la teoría para lograr seguridad absoluta. En concreto, en un trabajo publicado en Nature Photonics, probaron que dentro de los sistemas de encriptado cuánticos existe un elemento vulnerable: los detectores ópticos. Estos dispositivos son fácilmente manipulables desde el exterior con iluminación adecuada, haciendo que el sistema de encriptado sea inseguro.

A partir de ese momento, la hipótesis de partida en las investigaciones de Curty, en colaboración con un equipo de investigadores de la Universidad de Toronto, se centró en demostrar la seguridad de la criptografía cuántica cuando el dispositivo de medida del sistema que incluye los detectores está corrompido. Así, comenzaron a trabajar en la idea de que tanto el transmisor como el receptor actuasen como transmisores, de tal manera que ambos enviasen señales luminosas a un tercer elemento externo, que contiene todos los detectores, y que no es necesario proteger porque, como dice Curty, “se puede demostrar que la mecánica cuántica te permite determinar si un atacante trata de acceder a él”.

Como resultado, se tiene un sistema plenamente seguro independientemente del funcionamiento de los detectores. Es más, estos podrían ser proporcionados directamente por el atacante y el sistema seguiría siendo seguro. Esta investigación tuvo gran repercusión internacional en su momento y se publicaron reportajes en Science News, en Physics World, o en los Physics highlight of the year de la Sociedad Americana de Física. Asimismo, varios grupos experimentales y empresas internacionales han confirmado experimentalmente la viabilidad de la propuesta.

Nuevo descubrimiento y su publicación en Nature Photonics

Fruto de sus investigaciones más recientes, Nature Photonics publica este mes de diciembre un nuevo artículo realizado con investigadores del Massachusetts Institute of Technology, del Oak Ridge National Laboratory y de la Universidad de Toronto.

En la actualidad, se están tendiendo redes de criptografía cuántica en EE UU, China, Suiza y Japón

En esta ocasión, el objetivo de la investigación es demostrar la viabilidad de los sistemas de criptografía cuántica para lograr altas tasas de transmisión plenamente seguras en redes metropolitanas. Los investigadores han demostrado que su sistema puede ofrecer prestaciones similares a los sistemas convencionales también en comunicaciones a corta distancia, y no únicamente en largas distancias. Con este estudio, han demostrado a la comunidad científica que es posible lograr comunicaciones absolutamente seguras con tasas de transmisión próximas al límite teórico impuesto por la mecánica cuántica, tanto a corta como larga distancia, incluso cuando los detectores del sistema están corrompidos.

En la actualidad, se están tendiendo redes de criptografía cuántica en diversos países como EE UU, China, Suiza o Japón; y es esperable que el sistema desarrollado por este equipo internacional de investigadores juegue un papel esencial a corto plazo. De hecho, este sistema ya ha sido implementado recientemente en una red metropolitana en el área de Shanghái.

Fuente: AtlantTIC Research Center
Derechos: Creative Commons
Artículos relacionados
Nuevo paso hacia la internet cuántica
Logran almacenar un único fotón en dos memorias cuánticas alejadas

Hasta ahora se había conseguido por separado el entrelazamiento de memorias cuánticas y el almacenamiento de fotones dentro, pero investigadores del Instituto de Ciencias Fotónicas han conseguido todo a la vez: mantener durante 25 microsegundos un fotón, en estado de superposición cuántica, en dos dispositivos separados a 10 m de distancia. La técnica es compatible con la red de telecomunicaciones actual y ayudará al desarrollo de los repetidores cuánticos.

Cómo convertir teléfonos móviles de última generación en ‘miniescáneres’

Los móviles 5G y algunos con radar incorporado se pueden transformar en escáneres para ver a través de la ropa, el papel o el cartón, como hacen los dispositivos de seguridad en los aeropuertos. Investigadores de la Universidad de Oviedo han desarrollado un prototipo de este novedoso y barato sistema de imagen.