Suscríbete al boletín semanal

Suscríbete para recibir cada semana el boletín SINC con los contenidos más relevantes y no te pierdas nada de la actualidad científica.

Suscríbete al boletín semanal
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones

La construcción del canal de Nicaragua amenaza con una catástrofe ambiental

El canal que unirá el Atlántico con el Pacífico a través de las selvas y humedales de Nicaragua no se debería realizar sin la correspondiente evaluación de impacto ambiental, advierten esta semana en la revista Nature dos investigadores. El proyecto, liderado por una empresa china, amenaza comunidades indígenas y valiosos ecosistemas de Centroamérica.

El canal atravesará el Lago de Nicaragua, la mayor reserva de agua potable de Centroamericana. / Claudio Olivares Mediana

El Gobierno de Nicaragua otorgó el año pasado una concesión a una empresa de Hong Kong (China), prácticamente desconocida, para construir un canal que atraviese este país centroamericano a lo largo de 286 km, desde el Pacífico hasta el Atlántico.

La concesión incluye el derecho a construir centros industriales, aeropuertos, un sistema ferroviario, otro de oleoductos, así como los derechos de expropiación de las tierras y los recursos naturales que se detecten en el trayecto. Las obras comenzarán a finales de este año.

"No se explica cómo este tema se ha escapado al 'radar' de las grandes organizaciones conservacionistas", apunta el científico

Aunque no se ha decidido la ruta exacta del canal, se sabe que atravesará el Gran Lago de Nicaragua (Cocibolca), la mayor reserva de agua potable de América Central y un entorno de gran biodiversidad, además de bosques y humedales de gran valor ecológico. También viven en la zona diversas comunidades indígenas que se pueden ver amenazadas.

“Este proyecto podría conducir al mayor desastre ambiental de la región”, alerta a Sinc Jorge Huete-Pérez, director del Centro de Biología Molecular en la Universidad Centroamericana, que no se explica cómo este tema se ha escapado al 'radar' de las grandes organizaciones conservacionistas.

Huete-Pérez, junto al biólogo Axel Meyer de la Universidad de Konstanz (Alemania), demandan esta semana en la revista Nature la necesidad de realizar una evaluación de impacto ambiental independiente para este megaproyecto. Hasta ahora la Asamblea Nacional de Nicaragua ha rechazado las denuncias legales presentadas contra la concesión.

Los autores proponen que el gobierno nicaragüense debería detener los planes de construcción hasta que los estudios de evaluación confirmen la viabilidad y rentabilidad del proyecto.

“El Gobierno aduce que con el proyecto sacará a Nicaragua de la pobreza, pero hasta la fecha no se conocen estudios de viabilidad financiera y los mejores economistas han expresado su preocupación por la posibilidad de que este canal se convierta en un enclave extranjero como ocurrió con el de Panamá”, dice Huete-Pérez.

Propuestas para el canal de Nicaragua (en rojo) y canal de Panamá (en azul). / Wikipedia

El investigador insiste en la amenaza ambiental que representa la obra: “Puede causar daños irreparables en los ecosistemas –terrestres, lacustres y marinos–; tener un efecto devastador en las propiedades químicas y biológicas de ríos y lagos; dañar el entorno por las obras de construcción, excavación y dragados, así como la contaminación que puedan producir los grandes buques petroleros".

Extinción de especies y cambios migratorios

Esto también puede conducir a la extinción de muchas especies endémicas de peces de importancia económica para el turismo (pesca deportiva) y la supervivencia de comunidades costeras pobres. Además también se puede favorecer la introducción de especies invasoras.

Según el estudio, la infraestructura del canal y demás proyectos asociados (oleoductos, aeropuertos, zonas industriales, etc.) también podrían tener un impacto negativo en los patrones de migración y la dinámica biológica de la fauna terrestre.

“Tal como ha sido presentado este proyecto no es ni ambiental ni científicamente sostenible”, señala Huete-Pérez, que concluye: “Se necesita una acción nacional e internacional sólida para efectuar una evaluación ambiental independiente que determine los posibles impactos del proyecto canalero y proponer otras alternativas económicas más sostenibles”.

Fuente: SINC
Derechos: Creative Commons
Artículos relacionados
Alt de la imagen
Una plataforma estudiará los factores ambientales asociados a la pandemia

Un equipo internacional de científicos, liderado por la Universidad de Granada, ha desarrollado la primera plataforma del mundo que integra información de la COVID-19 con la de factores ambientales y meteorológicos. Esta herramienta ayudará a entender el efecto que las variables ambientales, como la temperatura, la humedad o los niveles de contaminantes, pueden tener en la pandemia.

Alt de la imagen
Una diminuta cámara robótica permite ver como un insecto

Instalada a bordo de escarabajos vivos, protagonistas del #Cienciaalobestia, una cámara inalámbrica y ultraligera permite capturar imágenes en primera persona del mundo de los insectos a muy pequeña escala. Esta tecnología, que logra grabar durante dos horas de forma continua, se podría aplicar para ampliar la visión en el campo de la navegación y la comunicación.