Suscríbete al boletín semanal

Suscríbete para recibir cada semana el boletín SINC con los contenidos más relevantes y no te pierdas nada de la actualidad científica.

Suscríbete al boletín semanal
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
SINC recomienda la biografía de Audubon en forma de cómic

Una obsesión científica por las aves del lejano Oeste

El naturalista estadounidense John James Audubon es desconocido en Europa. En el cómic Sobre las alas del mundo, Audubon se mezcla ficción y realidad para mostrarnos la cara más humana de este peculiar personaje. El libro es un western donde la fiebre del oro toma la forma de un loco proyecto: dibujar todas las aves de América.

Sergio Ferrer
10/9/2018 09:17 CEST

John James Audubon cazaba cada uno de los animales que iba luego a pintar.

John James Audubon (1785-1851) tuvo muchas vidas: francés y estadounidense; naturalista y cazador; artista y empresario fracasado; ornitólogo y aventurero. Fue un pionero. Su pasión, las aves, se transformó en una obsesión: pintar y catalogar a todas las aves de Norteamérica.

Hoy sabemos que su ambicioso proyecto llegó a buen puerto. En Birds of America, Audubon reunió 435 acuarelas de aves que lo hicieron rico y célebre. Pero ese es el final de la historia. Sobre las alas del mundo, Audubon es un cómic que narra el largo viaje previo de Audubon por unos EE UU todavía jóvenes e inexplorados.

A Audubon le preocupaba la conservación y era consciente del peligro que corrían los ecosistemas norteamericanos

El verdadero Audubon tuvo una vida intensa que no dudó en aliñar con historias inventadas. El Audubon de cómic, escrito por Fabien Grolleau y dibujado por Jérémie Royer, se nutre de estas ficciones. Los autores se inspiran en los escritos del naturalista para mostrar la faceta más humana de un personaje que podría resultar difícil de comprender con nuestros ojos.

Estilo hiperrealista y bodegones macabros

Audubon abandonó a su familia largos períodos de tiempo por el bien de su obra. Su estilo hiperrealista, considerado poco científico por los naturalistas de la época, tenía un secreto. Cazaba cada uno de los animales que iba a pintar, para luego colocarlos con alambres en forma de macabro bodegón.

El reto de empatizar con un ‘cazador ecologista’ es lo que hace que la historia resulte tan fascinante. A Audubon le preocupaba la conservación y era consciente del peligro que corrían los ecosistemas norteamericanos tras la llegada de los europeos. Por eso su misión tenía el objetivo de salvaguardar la riqueza natural de América para las generaciones venideras.

Al mismo tiempo, el naturalista parecía ajeno a su responsabilidad en el declive, que cuantificaba con los animales que cazaba: “Digo que hay pocas aves cuando mato menos de cien en un día”. En una de las escenas más tristes del cómic, el naturalista cuenta “mil millones” de palomas migratorias que cubren el cielo durante tres días. Hoy sabemos que esta especie, otrora el ave más abundante de Norteamérica, fue erradicada por el ser humano en poco más de un siglo.

Sobre las alas del mundo, Audubon es algo más que otra biografía de un ‘científico’, no solo por lo atípico del personaje. Se puede disfrutar como una road movie y también como un western donde la fiebre del oro tiene plumas. Pero, sobre todo, como una advertencia sobre la fragilidad del medioambiente y un homenaje a un paraíso perdido.

Ficha técnica

Título: Sobre las alas del mundo, Audubon

Autor: Fabien Grolleau y Jérémie Royer

Editorial: Norma Editorial

Fuente: SINC
Derechos: Creative Commons