Suscríbete al boletín semanal

Recibe cada semana los contenidos más relevantes de la actualidad científica.

Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones

Utilizan fósiles de Sabero para definir un piso geológico

El nombre de la localidad leonesa de Sabero está cerca de entrar en los manuales de Geología. Un grupo de científicos encabezado por investigadores del Jardín Botánico de Córdoba ha propuesto utilizar restos fósiles de vegetales de la zona para definir un piso geológico dentro del Carbonífero (hace unos 300 millones de años). De aceptar finalmente los organismos internacionales la propuesta, este piso se llamaría 'Saberiense', que sería, junto con otro del Cámbrico llamado 'Leoniense', los dos únicos nombres leoneses utilizados para determinar estas divisiones geológicas. Los estudios fósiles de la zona los ha realizado el investigador británico John Knight bajo la dirección del profesor Roberto Wagner, del Jardín Botánico de Córdoba.

Stigmarias (raíces fósiles) en un yacimiento carbonífero de León.

Los investigadores del Jardín Botánico de Córdoba que han trabajado en los fósiles de Sabero, explican a DiCYT que el Carbonífero (llamado así porque fue el momento en el que se formaron las mayores acumulaciones de carbón que se explotan en León) "se divide en diversas unidades temporales, algunas de las cuales se están definiendo aún en la actualidad. Una de estas divisiones se está estudiando en los últimos años en base a fósiles de Sabero para definirla. Ese nuevo piso geológico llevaría el nombre de Saberiense". Los pisos son la parte en que se dividen las grandes épocas geológicas.

Este nuevo piso formaría parte del Pensilvánico (Carbonífero superior), en torno a los 290 millones de años de antigüedad. Sin embargo, "el piso aún no está definido", aclara Carmen Álvarez, investigadora del Jardín Botánico de Córdoba. "Hay que estudiar los fósiles y datarlos", continúa. Posteriormente, una comisión internacional de expertos decide en qué fósil comienza y en cuál termina ese nuevo periodo geológico. "Los fósiles que sirven de testigos del comienzo y el fin de ese periodo se guardan, y en el lugar del campo donde se encontró el fósil que da inicio al periodo se coloca un clavo de oro", narra.

Flora fósil característica

Pero, ¿por qué Sabero? Según los investigadores, porque "el tipo de flora fósil que aparece allí es característica de ese periodo". "Para definir edades geológicas se buscan fósiles que sólo hayan vivido en ese periodo de tiempo concreto", aclara Álvarez. Así, "la flora fósil de Sabero está muy bien conservada, sirve muy bien para datar" esa época, asegura. Las plantas características cuyos fósiles aparecen en la zona son raíces de licopodios (grandes árboles), helechos y helechos con semilla (Neuropteris, Alethopteris) y equisetos (las actuales 'colas de caballo').

Estos árboles estaban casi sumergidos en zonas de manglares, que es lo que en aquel tiempo era la zona. Hace unos 300 millones de años, la zona que hoy es la cuenca de Sabero era un gran lago con comunicación con el mar. Parte de Picos de Europa se encontraría sumergida, lo que permitiría esa comunicación. El Carbonífero debe su nombre a la proliferación de grandes plantas en la Tierra (los depósitos de carbón son los restos de su biomasa). Esta abundancia vegetal se explicaría por la gran concentración de oxígeno en la atmósfera, que propició la formación de árboles de hasta 40 metros de longitud.

Buenos fósiles pero poco reconocimiento

Según la paleontóloga e investigadora de la Universidad de León Esperanza Fernández, si finalmente se utilizan los fósiles de Sabero para definir un piso del Carbonífero superior, "hay muy pocos nombres de León que tengan este tipo de reconocimiento geológico a nivel mundial", mientras que "otras zonas del mundo con vestigios geológicos de peor calidad dan su nombre a gran cantidad de pisos geológicos, porque allí comenzaron los trabajos de catalogación". Para la experta, en la actualidad se están redefiniendo muchos de estos periodos geológicos definidos hace décadas, lo que permite la inclusión de nuevos nombres al catálogo. Fernández cita los nombres de localidades relacionadas Castilla y León que se han utilizado para definir pisos geológicos: Barrueliense (por la cuenca de Barruelo, Palencia); Cantabriense (otro piso del Carbonífero); y Leoniense (piso del Cámbrico, periodo más antiguo, en torno a 500 millones de años). En Geología, el piso es la unidad fundamental de la cronoestratigrafía. Consiste en un conjunto de rocas homogéneo estratificadas que se han formado durante un intervalo de tiempo determinado. Los pisos conforman las épocas (inferior, medio y superior, o inicial, medio y final) en las que, a su vez, se dividen los periodos (Carbonífero, Jurásico, etc.).

Fuente: DiCYT
Derechos: Creative Commons