Suscríbete al boletín semanal

Suscríbete para recibir cada semana el boletín SINC con los contenidos más relevantes y no te pierdas nada de la actualidad científica.

Suscríbete al boletín semanal
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones

Cecilia Payne, la mujer que cambió la receta del universo

Cecilia Helena Payne-Gaposchkin trabando en su laboratorio de Harvard. / Wikipedia

Durante décadas se pensó que la composición de las estrellas como el Sol tenía que ser parecida a la composición de planetas como la Tierra. La persona que nos sacó de ese error fue una astrónoma: Cecilia Payne. Nacida el 10 de mayo de 1900, Cecilia Helena Payne-Gaposchkin se convirtió en la primera en lograr un doctorado en el área de astronomía en el Radcliffe College –actualmente parte de Harvard–, gracias a su trabajo Atmósferas estelares, una contribución al estudio de observación de las altas temperaturas en las capas inversoras de estrellas. El astrónomo Otto Struve definió el estudio de Payne como “la tesis doctoral en astronomía más brillante de la historia”.

En su investigación demostró que el hidrógeno es el principal componente de las estrellas (donde también hay helio en menor proporción), algo completamente asumido en la actualidad, pero que representó una auténtica revolución en la época. Para llegar a esta conclusión aplicó la teoría de la ionización desarrollada por el físico Meghnad Saha, con la que pudo relacionar exactamente la clasificación espectral de las estrellas con sus temperaturas absolutas.

Payne nació en Inglaterra y estudió botánica, física y química en la Universidad de Cambridge. Ante los problemas que tenía para graduarse allí debido a su sexo, dejó Inglaterra en el año 1922 y se trasladó a los EE UU, donde consiguió la nacionalidad en 1931. Allí tampoco lo tuvo fácil. Pese a trabajar en Harvard durante casi veinte años, no fue considerada astrónoma oficial hasta el año 1938. En 1956 se convirtió en la primera mujer profesora asociada de esta prestigiosa universidad.

Fuente: Wikipedia
Derechos: Creative Commons
Creative Commons 4.0
Puedes copiar, difundir y transformar los contenidos de SINC. Lee las condiciones de nuestra licencia
QUEREMOS SABER TU OPINIÓN

Por favor, ten en cuenta que SINC no es un consultorio de salud. Para este tipo de consejos, acude a un servicio médico.