Tecnologías
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones

Gigantes vulnerables

Alfonso Fernández Canteli

Alfonso Fernández Canteli, catedrático de Mecánica de Medios Continuos y Teoría de las Estructuras de la Universidad de Oviedo

Bajo el aspecto poderoso de las grandes estructuras y obras de ingeniería, la fatiga por desgaste puede haber minado su resistencia. Una carga repetida, aunque su intensidad sea en proporción relativamente pequeña, como el tráfico sobre un puente, puede producir microfisuras. "Y éstas terminan convirtiéndose en una grieta ‘dominante’ que conduce a la rotura de la estructura. Es un fenómeno difícil de observar, y por tanto, muy peligroso”. Así resume Alfonso Fernández Canteli, catedrático de Mecánica de Medios Continuos y Teoría de las Estructuras de la Universidad de Oviedo, el proceso de deterioro más frecuente en los diseños y estructuras actuales.

Una muestra del peligro de este proceso es el accidente del ICE (el AVE alemán) en Eschede, en el que murieron un centenar de personas en 1998, o la rotura de cables del puente de Brazolargo, en Argentina, que afortunadamente pudo repararse: “y ambos se produjeron por fatiga del material”, señala Fernández Canteli. Frente a este problema, y como alternativa a los laboriosos estudios de fatiga de materiales que se aplican en la actualidad, los investigadores del grupo de Estructuras de la Escuela Politécnica Superior de Ingeniería de Gijón han desarrollado un nuevo modelo que permite predecir la vida de las estructuras bajo las cargas que soportan y, por tanto, evitar que fallen o se rompan.
Fotografía: FICYT.