Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones

Los continuos temporales arrastran aves marinas a las costas cantábricas y gallegas

Frailecillo recogido para su recuperación. / © Aitor Rincón García.

Cientos de aves se ven afectadas por las borrascas que han barrido en las últimas semanas el mar Cantábrico y Galicia, según informa la organización conservacionista SEO/BirdLife. A través del proyecto FAME, está llevando a cabo una campaña para localizar, recoger y recuperar estos ejemplares.

"La vida de las aves en alta mar es complicada y más aún para las especies con menos de un kilo de peso. Este esfuerzo por la supervivencia se está evidenciando estos días en el mar Cantábrico, ya que entre temporal y temporal se pueden encontrar aves que han llegado agotadas o muertas a las playas", aseguran.

Las más afectadas son álcidos como el alca, el arao o el frailecillo, especies que pasan el invierno mar adentro y se quedan sin energía por tener que soportar tantos días de lluvia, viento y oleaje intenso. Estas extremas condiciones meteorológicas tampoco les permiten alimentarse, lo que complica aún más su supervivencia.

Buena parte de los que arriban a las playas del norte peninsular son ejemplares desnutridos y pueden ser recuperados con los cuidados adecuados. SEO/BirdLife indica en su blog la manera correcta de actuar y a quién avisar para que, de una forma profesional, se haga cargo del ejemplar localizado.

"Durante los últimos muestreos realizados por nuestros observadores, se han encontrado aves manchadas por hidrocarburos en Cantabria y en Galicia. Además, también se han hallado aves afectadas por la captura accidental en artes de pesca", señalan.

Destaca el hallazgo de un alcatraz atlántico, el ave marina más grande de Europa, que fue anillado en Islandia cuando todavía era un pollo y que, tras solo ocho años de vida (la esperanza de vida de un alcatraz es de más de 16 años) fue hallado muerto en una playa de A Coruña con un anzuelo de palangre en el estómago.

Artículos relacionados