Suscríbete al boletín semanal

Suscríbete para recibir cada semana el boletín SINC con los contenidos más relevantes y no te pierdas nada de la actualidad científica.

Suscríbete al boletín semanal
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones

Secuencian el genoma de un humano que vivió hace 4.000 años

Retrato de 'Inuk'.

Un equipo internacional de científicos, liderado por el Museo de Historia Natural de Dinamarca, ha secuenciado por primera vez el genoma nuclear de un humano antiguo a partir del análisis de un cabello preservado en el hielo de Groenlandia durante cerca de 4.000 años. El hombre, procedente del noroeste de Groenlandia, pertenecía a los Saqqaq, una cultura ya extinguida y que fue la primera que se asentó en el Ártico.

Los científicos han logrado reconstruir el 80% del genoma nuclear de este hombre, bautizado por el equipo de investigación como Inuk (“humano” en groenlandés). “Analizamos el cabello para el ADN usando diversas técnicas y descubrimos que pertenecía a un hombre. Al final logramos secuenciar el primer genoma completo de un humano extinto”, señala Eske Willerslev, autor principal e investigador en la Universidad de Copenhague. Los resultados permiten ahora identificar rasgos físicos de individuos procedentes de culturas extintas, incluso cuando los científicos disponen de poco material como los huesos.

El estudio, que se publica en Nature esta semana, subraya además los avances en las técnicas de secuenciación, así como una migración hasta ahora desconocida hace entre 4.400 y 6.400 años desde Siberia hasta el Ártico, y que fue independiente de la de los nativos americanos y de los antepasados de los inuit. Según revela el trabajo, los Inuk estaban más vinculados a las tribus contemporáneas del noreste de Siberia que a los modernos inuit que viven en la actualidad en el Ártico.

Fuente: SINC
Derechos: Copyright
Creative Commons 4.0
Puedes copiar, difundir y transformar los contenidos de SINC. Lee las condiciones de nuestra licencia
Sé el primero en comentar