Suscríbete al boletín semanal

Suscríbete para recibir cada semana el boletín SINC con los contenidos más relevantes y no te pierdas nada de la actualidad científica.

Suscríbete al boletín semanal
Ciencias Naturales
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones

Alimentar a las aves puede cambiar su destino evolutivo

Alimentar a las aves puede cambiar su destino evolutivo

La actividad humana, aunque sea algo tan inocente como alimentar a las aves, puede tener consecuencias evolutivas determinantes. Así lo señala un estudio que se publica en Current Biology, que muestra el caso de una población de aves de la especie curruca capirotada, que se dividió en dos grupos reproductivamente aislados en menos de 30 generaciones. Los investigadores, de la Universidad de Friburgo, estudiaron una población de currucas en Europa central que comenzó a dividirse después de que los humanos empezasen a ofrecerles comida en el invierno. Los grupos empezaron a seguir distintas rutas migratorias y a enfrentarse a distintas presiones selectivas, lo que les llevó a adaptarse localmente a diferentes ecotipos.