Suscríbete al boletín semanal

Suscríbete para recibir cada semana el boletín SINC con los contenidos más relevantes y no te pierdas nada de la actualidad científica.

Suscríbete al boletín semanal
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones

Se presenta el primer teléfono con tecnología Android

T-Mobile mostraba oficialmente al público el primer Googlephone

En 2008, T-Mobile mostraba oficialmente al público el primer Googlephone

El 23 de septiembre de 2008, la empresa de comunicaciones T-Mobile mostraba oficialmente al público el primer 'Googlephone', denominado HTC Dream. El ansiado lanzamiento tuvo lugar durante una conferencia celebrada en Nueva York (EEUU). El teléfono, que incorporaba por primera vez el sistema operativo Android, no aterrizó en las tiendas estadounidenses hasta octubre, aunque en España hubo que esperar hasta abril del año siguiente.

Los empleados de Google fueron de los pocos afortunados en probar el aparato, aprobado unos meses antes por la Comisión Federal de Comunicaciones de EEUU.

Por entonces, ya circulaban por la red las primeras imágenes del teléfono, filtradas de un congreso de la empresa HTC. Su estructura horizontal se abría para separar la pantalla del teclado deslizable. Aunque el diseño resultaba atractivo, los empresarios temían que el consumidor general se guiara tan solo por la belleza y la facilidad de uso de los dispositivos, por lo que Google y sus colegas de Android deberían desarrollar una importante campaña de marketing para que no ocurriera lo mismo que con el mercado de los MP3, gobernado por los influentes iPod.

No obstante, el mundo de los negocios representaba un campo fértil para la distribución de los nuevos teléfonos. El teclado deslizable se consideraba suficiente para convencer a los miles de adictos a las BlackBerry.