Suscríbete al boletín semanal

Recibe cada semana los contenidos más relevantes de la actualidad científica.

Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones

Actualizan las variaciones de mortalidad por enfermedades cardiovasculares en los países de Europa

Nuevos datos publicados este mes en el European Heart Journal, el periódico de la Sociedad Europea de Cardiología, destacan diferencias significativas de la enfermedad cardiovascular en los países de toda Europa. Sin embargo, existe un hecho que permanece igual: las enfermedades cardiovasculares (ECV) son la principal causa de muerte en la Unión Europea con más de dos millones de personas por año.

El equipo de investigadores liderado por Jacqueline Müller-Nordhorn acaba de publicar en el principal medio de comunicación de la Sociedad Europea de Cardiología un estudio comparativo sobre las tasas de mortalidad por enfermedades cardiovasculares en los diferentes países de Europa.

La nueva estadística será el asunto principal de la reunión del MEP Heart Group (Members of the European Parliament Heart Group), que tendrá lugar en Bruselas el 26 de febrero, a partir de un estudio que ha elaborado un equipo de investigadores de la Sociedad Europea de Cardiología y de la Red Europea Cardiovascular.

Según la investigación, que actualiza las cifras hasta el año 2000, las ECV cuestan a la economía de la Unión Europea más de 192 billones de euros anualmente,es decir, un coste per cápita de 391 Euros. Muchas de ellas podrían evitarse con políticas de prevención apropiadas.

Conscientes de este problema de salud, los miembros del Parlamento Europeo votaron el 12 de julio de 2007, con una mayoría aplastante, una resolución para tratar de abordar la enfermedad cardiovascular. Por ello, en octubre del año pasado se creó oficialmente el MEP Heart Group. Este grupo trabaja con la Red Europea Cardiovascular y la Sociedad Europea de Cardiología para reunir e intercambiar información sobre la salud cardiovascular y estimular así iniciativas por toda Europa que fomenten la prevención de las enfermedades cardiovasculares.

Este trabajo muestra que la enfermedad cardiovascular es un problema de salud crítico en toda Europa y debe ser tomado en serio. "Los países de alto riesgo deberían tomar medidas urgentes y poner en práctica métodos que reduzcan el problema, pues las elevadas tasas de mortalidad de algunos países europeos son inaceptables desde el punto de vista humano y económico", declara el doctor Andrejevs, presidente adjunto del MEP Heart Group.

El 57 % del coste que genera este tipo de enfermedades está ligado directamente a la asistencia médica; el 21 %, a las pérdidas de productividad; y el 22 %, al del cuidado informal proporcionado por parientes y amigos. "La muerte prematura y el sufrimiento a causa de las EVC son, en gran parte, evitables”, declara Susanne Logstrup, de la Red Europea Cardiovascular.

Los estudios han permitido también saber cuántos países de Europa Occidental han reducido la mortalidad relacionada con las ECV. Es un deber de la Unión Europea ampliar estas políticas a todos los Estados Miembros". Guillermo Wijns, presidente del Comité de la ESC para las Relaciones Europeas ha hecho ya un llamamiento público: "A aquellos que piensen que la prevención es cara les digo... ¡afronten la enfermedad!"

Los investigadores también han descubierto que las tasas de mortalidad por ECV eran altas en algunos países de Mediterráneo como Grecia, Portugal y regiones del sur de España e Italia. Además, muchos países han pasado de alto a bajo riesgo, pero las clasificaciones actuales no tienen en cuenta las variaciones regionales.

Estas disparidades tienen que ver con las diferencias en la dieta, el consumo de alcohol, el consumo de tabaco, la actividad física, la calidad de la asistencia médica y los factores medioambientales.

Los países de Europa occidental muestran una tendencia hacia tasas de mortalidad inferiores en lo que respecta a las ECV. Finlandia es un ejemplo de cómo las intervenciones de salud públicas marcan diferencias en la reducción de muertes por causa de enfermedades cardiovasculares.

Un paquete de recomendaciones

Varios proyectos están ya en marcha para proveer a los Estados miembros del a UE de instrumentos adecuados que ayuden a reducir el problema de las ECV. Entre ellos, se incluyen la Carta Europea de la Salud Cardiovascular, el Proyecto EuroHeart y las Pautas Europeas para la prevención de ECV en la práctica clínica.

En la actualidad, el desafío para los Estados Miembros consiste en poner en práctica todas estas recomendaciones teniendo en cuenta la realidad económica y cultural a nivel local. La estadística ha confirmado el mayor coste si no se procede de esta manera.

"Como cardiólogo”, cuenta Guillermo Wijns de la Sociedad Europea de Cardiología, “afronto cada día las consecuencias terribles de la enfermedad cardiaca. Gente que normalmente no se consideraría a sí misma como de riesgo, vive diariamente con el riesgo de fumar o de no comer de manera sana. Como especialistas, llegamos a ver a la gente como pacientes, después de que el daño esté hecho. Ver que los miembros del Parlamento Europeo se han centrado en la salud cardiovascular es algo muy importante para la ESC, ya que pueden ayudar a Europa a tomar medidas adicionales, particularmente en el campo de la prevención, educando a los pueblos y ofreciendo ambientes de apoyo que ayuden a la gente elegir un estilo de vida sano”, concluye.

-------------------------------------

Referencia bibliográfica:

European Heart Journal. Para ver el informe al completo: http://www.oxfordjournals.org/our_journals/eurheartj/press_releases/freepdf/ehm604.pdf

---------------------------------------

Más información:

La Red Europea Cardiovascular (EHN) es una alianza establecida en Bruselas, basada en 31 fundaciones acerca del corazón y organizaciones no gubernamentales de mismo parecer en todas partes de Europa, con organizaciones miembros en 26 países.

Red Europea Cardiovascular (2008) Estadística de la enfermedad cardiovascular europea en 2008. Bruselas. Red Europea Cardiovascular. Para ver el informe al completo, ir a: http://www.ehnheart.org (estadística)

www.ehnheart.org

----------------------

La Sociedad Europea de Cardiología (ESC) representa a más de 50.000 profesionales de Cardiología en Europa y el área del Mediterráneo. Se compone de 4 consejos para la Práctica de Cardiología, 5 Asociaciones, 19 Grupos de Funcionamiento y 50 Sociedades Cardíacas Nacionales, cuya misión es reducir el problema de la enfermedad cardiovascular en Europa.

www.escardio.org

Fuente: SINC
Derechos: Creative Commons
Artículos relacionados