Suscríbete al boletín semanal

Suscríbete para recibir cada semana el boletín SINC con los contenidos más relevantes y no te pierdas nada de la actualidad científica.

Suscríbete al boletín semanal
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones

Alta tecnología contra la contaminación acústica

Investigadores del Centro de Tecnologías Físicas: A.M.A. y del Instituto Universitario de Matemática Pura y Aplicada de la Universidad Politécnica de Valencia han desarrollado un nuevo sistema de barreras acústicas para la lucha contra la contaminación acústica, construido con espuma de polietileno de baja densidad. Se trata de una alternativa a las tradicionales pantallas acústicas, que permite obtener mayores atenuaciones del ruido y resulta más económica y respetuosa con el medio ambiente, al utilizar este material reciclable. Además provoca un menor impacto visual, ya que no se trata de las paredes convencionales, sino de una sucesión de dispersores acústicos con huecos entre ellos.

El investigador Vicent Romero García, con las estructuras de la nueva pantalla acústica desarrollada

En su desarrollo ha participado también la Universidad de Salford (Reino Unido).Hasta el momento, se ha evaluado sus prestaciones en laboratorio, con unos resultados positivos para el rango de las bajas frecuencias, lo que hace que estos sistemas sean susceptibles de ser utilizados para la atenuación de ruido de tráfico.

Esta nueva pantalla anti-ruido está formada por una sucesión periódica de dispersores acústicos de espuma de polietileno, que presentan diferentes mecanismos para la atenuación del sonido. Según explica Vicent Romero-García, investigador del Centro de Tecnologías Físicas: A.M.A. de la UPV, a los picos de atenuación que aparecen debido a la propia disposición periódica de dispersores se añaden picos de atenuación relacionados con las propiedades elásticas y geométricas de cada elemento del sistema. Además, por la propia disposición de los dispersores, la estructura tiene menos resistencia al flujo de aire y por tanto necesitaría menos cimiento que las barreras convencionales, lo cual abarataría el coste.

“Hasta la fecha lo que existía eran estructuras periódicas de sistemas rígidos, en las que los dispesores acústicos eran cilindros de metal o plástico duro, por lo que la onda al incidir era prácticamente reflejada. Lo que utilizamos ahora son estructuras cuyos dispersores presentan propiedades elásticas y cavidades resonantes. Cada dispersor introduce diversos picos de atenuación: el primero se relaciona con las propiedades elásticas del material; debido al bajo contraste entre las propiedades del material y las del aire, la onda puede penetrar en el interior de los dispersores y producir resonancias para atenuar el sonido. El segundo se debe a la resonancia del sonido en la cavidad,” explica Vicent Romero-García.

Otra de las características de este nuevo sistema anti-ruido es la posibilidad de diseño prácticamente a la carta. “Podemos diseñar picos de atenuación particularizados. El ruido que se produce en una vía de comunicación de tráfico no es el mismo que el que se pueda dar en una via de comunicación de ferrocarril. Este sistema, debido a los diferentes efectos físicos que presenta, permite obtener barreras que respondan particularmente a los requerimientos de cada zona, y obtener atenuaciones de un ruido específico mayores que las que se obtienen con las pantallas tradicionales”, apunta Romero-García.

El trabajo desarrollado por los investigadores de la Politécnica de Valencia fue galardonado con el premio "Best paper award" en el último Congreso Europeo de Acústica “Euronoise 2009”, celebrado en Edimburgo.

Fuente: UPV
Derechos: Creative Commons
Artículos relacionados
Alt de la imagen
Un prototipo fotónico para ayudar a pacientes con COVID-19
SINC

Algunos parámetros sanguíneos se pueden medir de forma no invasiva con luz infrarroja. Aplicando esa propiedad, investigadores del instituto ICFO han desarrollado un biomarcador de la salud endotelial y microvascular destinado a personas ingresadas en la UCI por el coronavirus. El dispositivo se ha comenzado a probar en el antebrazo de pacientes del Hospital Parc Taulí y otros centros sanitarios de España y América.

Alt de la imagen
Nuevo test para COVID-19 con biochips usados en la búsqueda de vida en Marte

La tecnología de biochips que el Centro de Astrobiología lleva años desarrollando para la detección de vida en otros planetas se ha aplicado ahora en un ensayo serológico para detectar la COVID-19 a través de anticuerpos. En el proyecto colaboran otros centros de investigación españoles y el Hospital Central de la Defensa.