Suscríbete al boletín semanal

Recibe cada semana los contenidos más relevantes de la actualidad científica.

Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Extraer la cafeína a un refresco de cola, entre las prácticas

Bioquímica y Química son las disciplinas más solicitadas por los preuniversitarios en la Semana de la Inmersión en Investigación

Bioquímica y Química son las disciplinas que más demandan los alumnos preuniversitarios para participar en la Semana de Inmersión en la Investigación que desde hace ocho años celebra la Facultad de Ciencias de la Universidad de Zaragoza. A estas disciplinas les siguen las de Física, Matemáticas y Geología.

Alumnas de Bachiller en el laboratorio de Química Orgánica de la Facultad de Ciencias, fabricando gel rosa.

El número de solicitudes recibidas para esta segunda edición ha sido de 201, procedentes de 44 Institutos de Secundaria de Aragón, de las cuales, el 70% corresponde a centros públicos y el 30% restante, a privados. No obstante, a pesar del alto número de peticiones por participar en la Semana de Inmersión en la Investigación en la Facultad de Ciencias, lo cierto, es que las limitaciones propias de los laboratorios donde se realizan las prácticas obligan a admitir a sólo un centenar de los mismos.

En esta edición, el número de estudiantes que participan es de 88 y han sido distribuidos de la siguiente manera en función de las plazas existentes: Química (34), Física/Óptica (22), Bioquímica (12), Geología (10) y Matemáticas/Estadística (10). A estos hay que sumar a los tres jóvenes finalistas de las Olimpiadas de Física, Química, Bioquímica y Matemáticas, que han sido invitados a participar.

El objetivo de esta actividad, organizada por la Facultad de Ciencias no es otro que el permitir que estos jóvenes preuniversitarios experimenten durante unos días como verdaderos científicos en los diversos talleres que se han previsto en torno a diversas disciplinas. Esta experiencia cuenta con un matiz añadido y es que ayuda a clarificar el futuro profesional de estos estudiantes, ante su inminente ingreso en la universidad, tal como ha destacado hoy la decana de la Facultad de Ciencias, Anabel Elduque. De hecho, los preuniversitarios reciben también información in situ de las salidas profesionales de una carrera de Ciencias, ya sea o no en investigación.

El contacto con los laboratorios esta además tutelado por otro centenar de docentes e investigadores, que como en cada edición se implican para difundir a la sociedad el trabajo de investigación que se realiza en la Facultad de Ciencias y sus aplicaciones.

Entre los experimentos que estos días realizan los alumnos que se han decantado por Química Orgánica destacan preparar perfumes, extraer la cafeína a un refresco de cola, elaborar una fibra textil cotidiana, como el nylon o formar geles de colores.

En Química Inorgánica, el profesor ayudante de Química Inorgánica, Francisco Fernández Álvarez, muestra a los alumnos una tecnología específica basada en dos herramientas Líneas de vacioargón (un gas no reactivo) y Cajas secas: cajas de trabajo en atmosfera inerte. Esta tecnología es imprescindible, por ejemplo, para el desarrollo de nuevos catalizadores o moléculas, que aceleran las reacciones químicas.

Los alumnos de Física también tienen la oportunidad de conocer de primera mano el funcionamiento y la estructura del Ordenador Caesaraugusta. Se trata de una de las principales infraestructuras de investigación en computación de que dispone la Universidad de Zaragoza. Es uno de los siete nodos del superordenador Mare Nostrum, que cuenta con la mayor capacidad de cálculo de Europa y la novena del mundo.

Además, estos estudiantes también observan cómo es posible modificar las propiedades de diversos materiales, como cristales líquidos y polímeros, al irradiarlos con luz láser, de la mano de la profesora,Belén Villacampa. Entre otras aplicaciones, esto puede utilizarse para almacenamiento óptico de información.

Fuente: Universidad de Zaragoza
Derechos: Creative Commons
Artículos relacionados
Primeras imágenes moleculares de un receptor olfativo en funcionamiento

Investigadores de la Universidad de Rockefeller (EE UU) han descrito el complejo mecanismo que utilizan los receptores olfatorios para detectar las moléculas odoríferas, y por primera vez ofrecen imágenes, obtenidas con microscopía crioelectrónica, de su estructura funcionando. Estos receptores son ‘promiscuos’, se pueden unir a un gran número de moléculas diferentes.

Formulan un modelo que calcula el límite de los enlaces químicos

Científicos españoles han propuesto un modelo con la distancia mínima y máxima que aguantan dos átomos sin romperse, lo que facilitará la síntesis de nuevos compuestos, como fármacos o materiales, en los laboratorios.