Suscríbete al boletín semanal

Recibe cada semana los contenidos más relevantes de la actualidad científica.

Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones

Células madre para desentrañar una compleja enfermedad

En una investigación publicada esta semana en la revista Nature, un equipo internacional de investigadores ha descrito la creación y caracterización de células madre pluripotentes inducidas a partir de dos pacientes con síndrome LEOPARD, un trastorno del desarrollo que afecta a varios órganos y tejidos. El trabajo ayudará a los científicos a entender cómo afecta este trastorno a nivel celular.

Las IPS del síndrome de LEOPARD se diferencian in vitro e in vivo en tres capas. Imagen: Carvajal-Vergara et al.

“La idea de este estudio surgió después de que en noviembre de 2007 el grupo liderado por Shinya Yamanaka consiguiera reproducir en humanos lo que un año atrás había ya demostrado en ratones, la reprogramación de fibroblastos a células pluripotentes inducidas, llamadas iPS”, explica a SINC Xonia Carvajal, primera autora de este artículo e investigadora en el Hospital Monte Sinaí de Nueva York (EE UU).

Las poblaciones de iPS obtenidas de pacientes con trastornos genéticos definidos podrían ser herramientas de incalculable valor para los expertos que deseen entender los fundamentos de enfermedades complejas, y serían capaces de superar las barreras éticas, legales y de seguridad que suponen la manipulación y uso terapéutico de células madre humanas.

“Nos resultó atractivo comenzar el estudio de iPS con el síndrome de LEOPARD dado que, además de crear un modelo humano que posibilitara el estudio de la patogénesis molecular de esta enfermedad, se trataba de una alteración única y conocida que podría ser reparada”, apunta Carvajal.

Para ello, los investigadores analizaron muestras de piel de pacientes con el síndrome de LEOPARD (acrónimo de sus características principales en inglés: léntigo, anomalías electrocardiográficas, hipertelorismo ocular, estenosis pulmonar, anomalía genital, retardo del crecimiento y sordera), una enfermedad compleja, hereditaria autosómica dominante y poco común, que se produce como resultado de una mutación puntual en el gen PTPN11, que codifica la fosfatasa SHP2.

El ansia de revertir la enfermedad

Una de las enfermedades comunes en los pacientes con LEOPARD es la cardiomiopatía hipertrófica, en la que una porción del músculo cardiaco es más gruesa de lo que debería. El 80% de los pacientes con síndrome de LEOPARD desarrollan miocardiopatía hipertrófica, que supone una condición amenazante para la vida.

Los autores mostraron en ellos que las células musculares cardiacas derivadas de células iPS exhiben diferencias con las células normales; por ejemplo, éstas son de mayor tamaño, y los complejos multiproteícos que albergan las células musculares, llamados sarcómeros, están organizados de forma diferente.

“Observamos que un mayor porcentaje de cardiomiocitos derivados de las iPS de LEOPARD tenían mayor tamaño, organización sarcomeríca y acumulación nuclear del factor NFATc4 en comparación con los cardiomiocitos obtenidos de líneas de células madre humanas y células de iPS de un hermano de los pacientes no afectado”, subraya la investigadora española.

“Todos estos parámetros están relacionados con hipertrofia cardíaca”, concluye Carvajal. “Es posible que mediante la utilización de estas líneas junto con protocolos de diferenciación robustos se puedan identificar compuestos que reviertan los fenotipos de la enfermedad a nivel celular”.

---------

Referencia bibliográfica:
Xonia Carvajal-Vergara, Ana Sevilla, Sunita L. D’Souza, Yen-Sin Ang, Christoph Schaniel, Dung-Fang Lee, Lei Yang, Aaron D. Kaplan, Eric D. Adler, Roye Rozov, YongChao Ge, Ninette Cohen, Lisa J. Edelmann, Betty Chang, Avinash Waghray, Jie Su, Sherly Pardo, Klaske D. Lichtenbelt, Marco Tartaglia, Bruce D. Gelb y Ihor R. Lemischka. “Patient-specific induced pluripotent stem-cell-derived models of LEOPARD syndrome”. Nature, 10 de junio de 2010.

Fuente: SINC
Derechos: Creative Commons

Solo para medios:

Si eres periodista y quieres el contacto con los investigadores, regístrate en SINC como periodista.

Artículos relacionados
Descubren que una mutación genética aumenta la probabilidad de padecer leucemia

Investigadores españoles han revelado que una mutación en el ARN de la telomerasa incrementa la posibilidad de desarrollar cáncer de médula de las personas que padecen disqueratosis congénita. Esta enfermedad rara provoca envejecimiento prematuro e incapacidad de producir células sanguíneas. El hallazgo ayudará a diseñar tratamientos personalizados que permitan minimizar el riesgo de estos pacientes, según los autores.

Visualizan por primera vez los bucles de las hebras de ADN

Un equipo internacional de científicos, con participación española, ha observado la estructura de las fibras de ADN con la resolución más alta posible hasta el momento. Las imágenes, obtenidas con microscopía de última generación, revelan que el genoma humano está organizado en un espacio tridimensional.