Suscríbete al boletín semanal

Recibe cada semana los contenidos más relevantes de la actualidad científica.

Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones

Científicos españoles desarrollan un método rápido y no destructivo para analizar los alijos de heroína

Un equipo de químicos de la Universidad de Valencia, junto a investigadores del Ministerio del Interior, ha ideado un nuevo método para determinar de forma rápida y no destructiva el contenido de heroína de las muestras ilegales incautadas en la calle por las fuerzas de seguridad. El estudio se publica este mes en la revista Analytical Chemistry.

Químicos de la Universidad de Valencia junto al espectrofotómetro NIR. Foto: UV

“Frente al método cromatográfico que emplean habitualmente los laboratorios, el que ahora presentamos permite establecer rápidamente la concentración de heroína sin necesidad de destruir la muestra, que como no se altera, supone una ventaja desde un punto de vista legal”, señala a SINC uno de los autores del trabajo, Salvador Garrigues, del Departamento de Química Analítica de la Universidad de Valencia. Para analizar la droga el método propone por primera vez el uso de la espectroscopía en el infrarrojo cercano (NIR), una técnica utilizada para detectar sustancias sin necesidad de recurrir a reactivos ni disolventes.

Las técnicas cromatografías que se usan actualmente, recomendadas por Naciones Unidas, requieren tomar una muestra, disolverla, añadir un patrón interno, y obtener el cromatograma correspondiente para establecer la proporción entre ambas sustancias. “Con el nuevo método se acorta el tiempo de análisis, y además, como no se emplea ningún reactivo ni disolvente, se ahorran costes y no se generan residuos”, indica Garrigues. El químico explica que este método "se basa en el empleo de la espectroscopía NIR combinada con la aplicación de técnicas quimiométricas (unen análisis químicos y matemáticos), aunque para construir el modelo de calibración se toman como referencia los datos cromatográficos de un conjunto de muestras”.

Para realizar su estudio, publicado este mes en la revista Analytical Chemistry, los científicos han utilizado 31 muestras incautadas por los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado entre los años 2005 y 2007. El material lo ha facilitado la Unidad de Inspección de Farmacia y Control de Drogas del Área de Sanidad de Valencia (Ministerio del Interior), que también ha participado en el trabajo.

Análisis de calidad y cantidad en frasquitos de cristal

Los viales de vidrio con las muestras se introdujeron en el espectrofotómetro NIR para medir un parámetro conocido como “reflectancia difusa” (parte de la radiación que rebota en todas direcciones), y obtener los espectros en el infrarrojo cercano (franja situada entre la región visible y la región infrarroja, con un intervalo de longitudes de onda entre 750 y 2.600 nanómetros).

“La espectroscopía NIR permite no sólo el análisis cuantitativo de la heroína, sino también el cualitativo, mediante la detección de las sustancias de corte que se emplean generalmente con esta droga, como el talco, la harina, la tiza, el paracetamol y la cafeína”, señala Miguel de la Guardia, otro de los miembros del equipo. El investigador también comenta que otra de las ventajas del modelo es poder determinar la procedencia de la heroína, “aunque en este caso se requiere disponer de muestras del mismo tipo previamente analizadas”.

El científico apunta que ya están trabajando, junto a los expertos del Ministerio del Interior, en la forma de aplicar el nuevo método al análisis de otras drogas de mayor consumo en España, como la cocaína. “Incautaciones como los 21,5 kilos de heroína decomisados la semana pasada en un peaje de la autopista AP-6 no son habituales”, añade, “y son mucho más frecuentes las aprehensiones de cocaína, cuyos análisis hacen trabajar a contrarreloj a los laboratorios para satisfacer las peticiones de la policía y los juzgados”.

---------------------------------------

Referencia bibliográfica:

Javier Moros, Nieves Galipienso, Rocío Vilches, Salvador Garrigues, Miguel de la Guardia. “Nondestructive Direct Determination of Heroin in Seized Illicit Street Drugs by Diffuse Reflectance near-Infrared Spectroscopy”. Analytical Chemistry 80 (19): 7257-7265. OCT 2008

Fuente: SINC
Derechos: Creative Commons

Solo para medios:

Si eres periodista y quieres el contacto con los investigadores, regístrate en SINC como periodista.

Artículos relacionados
Primeras imágenes moleculares de un receptor olfativo en funcionamiento

Investigadores de la Universidad de Rockefeller (EE UU) han descrito el complejo mecanismo que utilizan los receptores olfatorios para detectar las moléculas odoríferas, y por primera vez ofrecen imágenes, obtenidas con microscopía crioelectrónica, de su estructura funcionando. Estos receptores son ‘promiscuos’, se pueden unir a un gran número de moléculas diferentes.

Formulan un modelo que calcula el límite de los enlaces químicos

Científicos españoles han propuesto un modelo con la distancia mínima y máxima que aguantan dos átomos sin romperse, lo que facilitará la síntesis de nuevos compuestos, como fármacos o materiales, en los laboratorios.