Suscríbete al boletín semanal

Suscríbete para recibir cada semana el boletín SINC con los contenidos más relevantes y no te pierdas nada de la actualidad científica.

Suscríbete al boletín semanal
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones

Científicos españoles imprimen pantallas de protección individual para el personal sanitario

Investigadores de distintos centros del CSIC están empleando la técnica de impresión 3D o fabricación aditiva para producir elementos de protección para los hospitales de Madrid. Ya se tiene listo un envío de 50 pantallas.

Pantallas de protección facial elaboradas con impresión 3D. / ICTP-CSIC

Un equipo integrado por profesionales de diferentes disciplinas como química, física, biología e ingeniería del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) ha comenzado a producir pantallas de protección individual para el personal sanitario de Madrid, elaboradas mediante la técnica de impresión 3D.  

El objetivo es ayudar a paliar la escasez de los elementos que forman los equipos de protección individual 

El objetivo es ayudar a paliar la escasez de los elementos que forman los equipos de protección individual (EPI), con los que los sanitarios y personal asistencial de las residencias de mayores se protegen del contagio de la pandemia de la COVID-19, causada por el coronavirus SARS-CoV-2.

La semana pasada la Universidad Carlos III de Madrid (UC3M) también contó que estaba produciendo y enviando viseras y pantallas impresas en 3D para ayudar en la crisis sanitaria.

En la iniciativa del CSIC, participan el Instituto de Ciencia y Tecnología de Polímeros (ICTP), el Centro Nacional de Investigaciones Metalúrgicas (CENIM) y el Museo Nacional de Ciencias Naturales (MNCN).

Ya se tiene listo un primer envío de 50 pantallas para su distribución en distintos hospitales de Madrid, como el Hospital Universitario 12 de Octubre, Hospital Clínico San Carlos y Hospital General Universitario Gregorio Marañón. Estos envíos se repetirán en días sucesivos.

Fabricación en poco tiempo

La fabricación aditiva (o 3D) tiene la ventaja de que no es necesario fabricar un molde, como ocurre en la fabricación por inyección, lo que permite disponer del producto final en poco tiempo y reproducirlo cómodamente. Y, aunque la fabricación por inyección permite mayores tiradas, la impresión por 3D es más ágil a la hora de rediseñar el producto final.

Aunque la fabricación por inyección permite mayores tiradas, la impresión por 3D es más ágil a la hora de rediseñar el producto final

Además, no requiere rellenar el producto por completo, lo que da más ligereza al producto final y ahorra en material, según indican los investigadores del Instituto de Ciencia y Tecnología de Polímeros (ICTP).

Este equipo de institutos está agrupado en la plataforma temática interdisciplinar FAB3D del CSIC, que puede ofrecer varias impresoras de fusión de filamentos de una gran variedad de polímeros (PLA, ABS, Nylon, CPE, policarbonato, HIPS, TPU95 y elastómeros), algunos de grado médico (ABS, PLA, PCL), y software de diseño 3D. 

Esta asociación, según comunica el CSIC, está volcada en poner a disposición del sector sanitario todo el conocimiento de los grupos de investigación, empresas, centros tecnológicos miembros de la plataforma, así como la infraestructura disponible en maquinaria, laboratorios de investigación, talleres, etc.

Continúa el envío a hospitales

Fuentes del CSIC consultadas por SINC aseguran que la iniciativa del ICTP de producir y enviar viseras protectoras a los hospitales madrileños continúa, pese a que la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid hizo llegar el viernes pasado un documento que retiraba la validación de este material que había otorgado tan solo tres días antes.

“Hoy mismo se ha hecho un envío a hospitales, entre otros al Gregorio Marañón, que ha asesorado a los investigadores en este proceso. La producción y los envíos continúan", concluyen.

Fuente:
CSIC
Derechos: Creative Commons.
Artículos relacionados
Un robot blando con aspecto de pez consigue nadar en las profundidades de las Marianas

Inspirado en el pez caracol de la fosa de las Marianas, este robot chino ha sido capaz de nadar de forma autónoma y autopropulsada a casi 11.000 metros de profundidad. Aunque de momento sus funciones son muy limitadas, sus creadores creen que el diseño, flexible, blando y ligero, puede sentar las bases de la robótica submarina en condiciones extremas.

Robert Langer, catedrático de ingeniería química en el MIT
“No desarrollen nada por dinero, sino por el impacto que tendrá en la sociedad”

Langer, que cuenta con más de 1.400 patentes, 1.500 artículos científicos y unos 220 premios, entre ellos el Charles Stark Draper –el ‘Nobel’ de los ingenieros–, ayudó a crear la biotecnológica Moderna, que ha desarrollado una vacuna de ARN con la que ya se han comenzado a inmunizar cientos de miles de personas en Occidente. Precisamente, la tecnología que usa Moderna y el suero de Pfizer/BioNTech se basa en las nanopartículas que desarrolló este científico hace 40 años.