Suscríbete al boletín semanal

Suscríbete para recibir cada semana el boletín SINC con los contenidos más relevantes y no te pierdas nada de la actualidad científica.

Suscríbete al boletín semanal
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones

Científicos valencianos hallan en Xàtiva restos de los primeros asentamientos preibéricos

Un equipo de investigadores dirigido por el profesor de la Universitat de València ( José Pérez Ballester ) y el arqueólogo municipal de Xàtiva (Angel Velasco) ha descubierto los restos de las casas más antiguas documentadas en esta ciudad, datadas en la Edad de Bronce Final (IX - VIII a.C.)

La tercera campaña de excavación arqueológica en la ladera sur del castillo de Xàtiva ha puesto al descubierto los restos de dos viviendas preibéricas, las casas más antiguas halladas en la capital de la Costera. Por su planta ovalada y los materiales encontrados junto a ellos, estos dos habitáculos datan de la Edad del Bronce Final (siglos IX-VIII a. C.), según explicaron a Levante-EMV los codirectores de la excavación, Ángel Velasco (arqueólogo municipal) y José Pérez Ballester (profesor de la Universitat de València).
Este hallazgo arqueológico es, sin duda, uno de los más importantes de la historia de Xàtiva. Además de haberse encontrado la estructura de dos casas con 2.800 años de antigüedad, en el mismo yacimiento ha sido hallada abundante cerámica fenicia posterior. "Son los restos arqueológicos más antiguos que se han encontrado en Xàtiva, salvo la Cova Negra", destacó el profesor Pérez Ballester.
Los restos de las dos viviendas preibéricas aparecidas en la excavación -todavía en marcha-, se encuentran detrás de la muralla y la torre descubiertas el año pasado. En la campaña de este verano se ha comprobado que la muralla era más larga: ha pasado de unos diez metros de longitud a cerca de veinte. En la semana que resta de trabajo, intentará averiguarse si los habitáculos hallados se construyeron al mismo tiempo que la muralla que los resguarda o si fueron añadidos después a la estructura defensiva.
El arqueólogo Ángel Velasco explicaba ayer que el descubrimiento explica que "la Saiti ibérica no fue fundada en la falda de la montaña del castillo por casualidad, sino porque allí existía un poblado del Bronce Final que fue evolucionando y se convirtió después en la Saiti ibérica".
Abundante cerámica fenicia
Además de las estructuras de dos viviendas preibéricas, la excavación arqueológica en la ladera sur del castillo de Xàtiva ha permitido encontrar abundante y variada cerámica fenicia de importación. El arqueólogo municipal de Xàtiva, Ángel Velasco, asegura que "esto induce a pensar que no se trataba de una aldea sin importancia porque la presencia de esta cerámica implica fuertes relaciones comerciales con el Mediterráneo y relaciones con la costa".

"Esta cerámica fenicia no se conocía en toda la zona salvo en la costa", dice el profesor de la Universitat de València José Pérez Ballester. "Xàtiva fue una ciudad del rango de Sagunt o Ibi", agrega el investigador como deducción lógica de la aparición de la cerámica fenicia.
Se han hallado ánforas, tizos, cerámica policromada o fragmentos de barniz rojo. "Ahora hay que lavar el material y luego analizarlo", explica Pérez Ballester.

Fuente: Levante-emv
Derechos: Creative Commons
Artículos relacionados
Alt de la imagen
Constatan la precisión en la construcción de las tumbas de las necrópolis de Qubbet el-Hawa de Asuán en Egipto

Miembros del grupo de Investigación Sistemas Fotogramétricos y Topométricos de la Universidad de Jaén han obtenido los modelos 3D de tres de las estructuras funerarias más espectaculares de esta necrópolis.

Alt de la imagen
Los humanos visitaron las pinturas paleolíticas de la cueva Ojo Guareña durante doce mil años

Desde hace 13.000 años hasta hace mil, varios grupos de humanos del Paleolítico a la Edad Media visitaron de forma reiterada y frecuente el arte rupestre de la Sala de las Pinturas de la cavidad de Ojo Guareña en Burgos, la cueva más grande de España. Así lo confirma un estudio que ha analizado y datado los pequeños fragmentos de carbón vegetal para hacer hogueras y pinturas en su interior.