Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Otras especialidades tecnológicas

Desafío: seguir automáticamente las células en 2D y 3D

Investigadores del CIMA de la Universidad de Navarra organizan un challenge internacional de detección y seguimiento automático de células en vídeos de microscopía, muy útil en distintas aplicaciones biomédicas, como en el estudio de la metástasis o el cierre de heridas.

Universidad de Navarra
18/6/2014 14:10 CEST

Carlos Ortiz de Solórzano, Arrate Muñoz, Ainhoa Urbiola, Cristina Ederra y Miguel Galarraga, de la Plataforma de Imagen del CIMA de la Universidad de Navarra (Manuel Castells)

Científicos del Centro de Investigación Médica Aplicada (CIMA) de la Universidad de Navarra han presentado los resultados del primer challenge, o competición internacional entre grupos de investigación, sobre detección y seguimiento celular en vídeos de microscopía bi y tridimensional.

El trabajo, publicado en el último número de la revista Bioinformatics, además de presentar los resultados de la competición, pone a disposición de la comunidad internacional métodos objetivos de evaluación de nuevos medios de detección y seguimiento de células, así como un repositorio poblado con vídeos anotados de muy diversa procedencia.

El artículo detalla los resultados preliminares del challenge, que fueron presentados en el 2013 IEEE International Symposium on Biomedical Engineering, en San Francisco, California.

Ponen a disposición de la comunidad internacional métodos objetivos de evaluación de nuevos medios de detección y seguimiento de células

El seguimiento automático de células en secuencias de microscopía de fluorescencia es muy útil en distintas aplicaciones biomédicas, como en el estudio de la metástasis o el cierre de heridas, entre otros. Hasta ahora, cada grupo de investigación trabajaba con sus propios métodos de análisis y conjuntos de datos, sin contrastar con otros equipos, lo que resta objetividad a los resultados. El trabajo desarrollado en el CIMA plantea un marco homogéneo para evaluar los algoritmos de seguimiento celular.

“La principal aportación de nuestro trabajo es la creación de un repositorio completo de datos de vídeo anotados, obtenido de grupos de Europa y Estados Unidos. Con la información obtenida hemos definido unas medidas objetivas para clasificar seis algoritmos de otros tantos grupos que han participado en el challenge, en función de su rendimiento en células sintéticas y reales”, explica el Dr. Carlos Ortiz de Solórzano, director de la Plataforma de Imagen del CIMA y del challenge, coorganizado con grupos de la República Checa y Holanda y en el que han participado otros centros de España, Alemania, Suecia y Estados Unidos.

Actualmente está en marcha la segunda edición del challenge, con nuevos datos que proponen problemas más complejos de analizar. Los resultados preliminares se han presentado recientemente en el 2014 IEEE International Symposium on Biomedical Imaging, celebrado en Pekín (China).

Fuente: CIMA de la Universidad de Navarra
Derechos: Creative Commons
Artículos relacionados
Alt de la imagen
Nuevo test para COVID-19 con biochips usados en la búsqueda de vida en Marte

La tecnología de biochips que el Centro de Astrobiología lleva años desarrollando para la detección de vida en otros planetas se ha aplicado ahora en un ensayo serológico para detectar la COVID-19 a través de anticuerpos. En el proyecto colaboran otros centros de investigación españoles y el Hospital Central de la Defensa.

Alt de la imagen
Estos son la temperatura y el tiempo necesarios para eliminar el coronavirus en espacios cerrados

La carga del virus que causa la COVID-19 se puede inactivar en superficies y lugares cerrados si están a 56 ˚C durante 52 minutos, o bien 7 minutos y medio a 65 ˚C. Así lo recoge un estudio del Instituto de Investigación y Tecnología Agroalimentarias, que propone la desinfección térmica como una alternativa a la química para esterilizar vehículos y otros medios de transporte.