Suscríbete al boletín semanal

Suscríbete para recibir cada semana el boletín SINC con los contenidos más relevantes y no te pierdas nada de la actualidad científica.

Suscríbete al boletín semanal
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones

Descubren un mecanismo celular con posible aplicación en la lucha contra el cáncer

Investigadores de la Universidad de Sevilla han descubierto que el retículo endoplasmático es el orgánulo celular donde se sintetiza un tipo específico de vesículas que participan en la formación de autofagosomas. Según el trabajo, este mecanismo, de gran importancia terapéutica, podría aplicarse en la lucha contra el cáncer o enfermedades neurodegenerativas,

Juan L.Ribas, Veit Goder y Leticia Lemus en el SGI de Microscopía de la Universidad de Sevilla. / US

En ausencia de vesículas en el retículo endoplasmático, la autofagia, un mecanismo esencial para la estabilidad celular que controla el balance adecuado de nutrientes y elimina los elementos dañados o sobrantes del interior de la célula, es drásticamente reducida. Desde el punto de vista de la salud, se trata de un mecanismo de gran importancia terapéutica, con potencial aplicación en la lucha contra el cáncer o enfermedades neurodegenerativas, entre otras patologías.

La autofagia desempeña un papel esencial en la obtención de nutrientes en condiciones de ayuno y en la degradación de orgánulos dañados

“Trabajando con levaduras como organismo modelo hemos observado que en la membrana de estas vesículas especiales viaja un tipo de proteína SNARE que normalmente permanece en el retículo endoplasmático y que es esencial para la integración de estas vesículas en las membranas de los autofagosomas”, explica Veit Goder, profesor de la Universidad de Sevilla y autor principal del estudio junto a Leticia Lemus, estudiante de doctorado del programa de Biología Integrada de la US.

La autofagia desempeña un papel esencial en la obtención de nutrientes en condiciones de ayuno y en la degradación de orgánulos dañados, por lo que supone un mecanismo que permite a las células sobrevivir en condiciones de estrés.

Sin embargo, también se ha observado que es un modo alternativo de muerte celular programada durante el desarrollo y durante las enfermedades neurodegenerativas. “Conocer el funcionamiento más básico de la célula es imprescindible para avanzar en el conocimiento de este mecanismo”, defiende Goder.

Este trabajo, publicado en la revista Cell Reports, se ha desarrollado en colaboración con el Servicio General de Investigación (SGI) de Microscopía ubicado en el Centro de Investigación, Tecnología e Innovación de la Universidad de Sevilla (CITIUS) con análisis de microscopía electrónica y técnicas de fluorescencia.

Referencia bibliográfica:

Leticia Lemus, Juan Luis Ribas, Natalia Sikorska, Veit Goder. "An ER-Localized SNARE Protein Is Exported in Specific COPII Vesicles for Autophagosome Biogenesis". Cell Reports 23 de febrero de 2016

Fuente: UCC+i US
Derechos: Creative Commons
Artículos relacionados
Alt de la imagen
Estas células madre resisten el envejecimiento y mantienen la regeneración muscular hasta la vejez

Investigadores españoles han descrito en ratones cómo todas las células madre musculares no envejecen igual, y han identificado un subgrupo con una capacidad regenerativa superior que se mantiene hasta la edad geriátrica. Los resultados se publican hoy en Nature Cell Biology.

Alt de la imagen
Descubierto un gen crucial para el desarrollo del sarcoma de Ewing

El gen RING1B es clave para el desarrollo del sarcoma de Ewing, un tumor óseo maligno que se forma en el hueso o en el tejido suave y que afecta principalmente a los adolescentes y adultos jóvenes. El hallazgo abre la puerta al desarrollo de nuevas estrategias terapéuticas.