Suscríbete al boletín semanal

Suscríbete para recibir cada semana el boletín SINC con los contenidos más relevantes y no te pierdas nada de la actualidad científica.

Suscríbete al boletín semanal
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Según un artículo publicado en 'The New England Journal of Medicine'

El Hospital Clínic sienta las bases de consenso terapéutico para el Síndrome Hepatopulmonar

El pronóstico es grave, su curso lentamente progresivo y, a pesar de tener origen en el hígado, la calidad de vida de quien lo padece se ve mermada por los síntomas respiratorios. Un artículo del Dr. Roberto Rodríguez Roisín, del Servicio de Neumología del Hospital Clínic de Barcelona/IDIBAPS, revisa la definición y los criterios diagnósticos de esta enfermedad, actualiza sus mecanismos biopatológicos y analiza el papel del trasplante hepático como única opción terapéutica actual.

Hígado con cirrosis. Imagen: Wikipedia.

El Síndrome Hepatopulmonar (SHP) constituye una enfermedad pulmonar muy frecuente en pacientes con cirrosis, que produce problemas respiratorios como la disnea, síntoma generalmente manifestado años después del inicio de la enfermedad hepática. Su definición hace referencia a la relación que existe entre la enfermedad hepática crónica y la vasodilatación pulmonar, que puede ocasionar alteraciones en el intercambio gaseoso, lo que provoca una menor captación de oxígeno por los pulmones.

El análisis integral de la enfermedad contribuye a un mejor conocimiento de los mecanismos de las enfermedades hepáticas y ayuda a establecer los criterios necesarios para valorar el trasplante de hígado, única opción terapéutica efectiva hasta el momento para el manejo de la enfermedad, cuyo pronóstico es grave y su progresión lenta.

De esta manera, la vasodilatación pulmonar constituye el principal problema del SHP, por lo que la clasificación de la severidad basada en una oxigenación deficiente resultaría vital para el manejo de este síndrome, pues dicha severidad influye en la supervivencia y es útil para determinar el tiempo y el riesgo de trasplante hepático.

El SHP afecta a personas de todas las edades –aunque la edad media se sitúa en los 50 años- y es independiente del sexo. En la mayoría de los casos el motivo principal de consulta son los síntomas y signos correspondientes a la cirrosis hepática, no los asociados a la enfermedad respiratoria, como la disnea o la fatiga. La causa de la muerte de estos enfermos suele relacionarse con la enfermedad hepática, sin embargo los síntomas respiratorios constituyen el principal motivo del empeoramiento de la calidad de vida de los enfermos.

En concreto, la afectación pulmonar se caracteriza por la presencia de disnea, cianosis cutánea –coloración azulada de la piel por falta de oxígeno- y acropaquia digital –engrosamiento de los dedos de las manos y los pies-.

El mecanismo por el que la enfermedad hepática induce trastornos pulmonares es aún desconocido, pero existe consenso en que uno de los principales criterios de diagnóstico del síndrome hepatopulmonar es la existencia de una enfermedad hepática crónica, la cual favorece la alteración en el intercambio de gases característica de esta patología.

Numerosos estudios demuestran que la enfermedad puede ser reversible si la función del hígado del enfermo es restituida en su totalidad. Por esta razón el trasplante hepático se convierte en la mejor opción terapéutica para tratar el síndrome.

Fuente: Hospital Clínic de Barcelona
Derechos: Creative Commons
Artículos relacionados
Las personas mayores están infrarrepresentadas en los ensayos de fármacos contra la covid-19

Un estudio ha analizado la proporción de individuos de avanzada edad que participan en las pruebas de tratamientos y vacunas para el nuevo coronavirus. Además de las restricciones por edad y por presencia de patologías para proteger su salud, hay otras condiciones que limitan la participación de los ancianos, como el acceso a las tecnologías, y que pueden poner en riesgo las evaluaciones de efectividad y seguridad.

Esta investigadora ha logrado casi dos millones de euros para estudiar el lenguaje

Clara Martín, del centro de investigación vasco BCBL, acaba de conseguir 1,9 millones de euros de la Comisión Europea para llevar a cabo un estudio sobre ortografía y bilingüismo. Su trabajo tiene implicaciones en el tratamiento de trastornos del lenguaje, como la dislexia, y en el aprendizaje de lenguas.