Suscríbete al boletín semanal

Suscríbete para recibir cada semana el boletín SINC con los contenidos más relevantes y no te pierdas nada de la actualidad científica.

Suscríbete al boletín semanal
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones

El apoyo de otras mujeres puede mejorar los resultados de los partos

Los grupos de apoyo comunitarios pueden reducir la mortalidad neonatal y hacer disminuir la incidencia de la depresión postparto, siempre y cuando la cobertura abarque a un sector suficientemente amplio de la población y los programas estén diseñados adecuadamente. Éstas son las conclusiones de dos artículos, publicados hoy en la versión digital de la revista The Lancet.

Los grupos de mujeres participativos han mostrado resultados prometedores en pruebas realizadas en Nepal, donde se redujo aproximadamente un tercio la mortalidad neonatal. Ahora, dos nuevos trabajos, publicados hoy on line en la revista The Lancet, comprueban este nuevo enfoque en mujeres de la India y Bangladesh.

En el primer artículo, el equipo de Prasanta Tripathy dividió en grupos una población de 228.186 personas en las regiones de Jharkand y Orissa, al este de la India, y les asignó equipos de apoyo centrados en la reducción de los problemas de salud de las madres y los neonatos, para que participasen en las actividades de estos grupos.

"Los grupos de mujeres liderados por asistentes de la misma clase social redujeron las tasas de mortalidad neonatal y de depresión postparto en las poblaciones rurales y con estructura social tribal del este de la India, y todo con un coste bajo”, explican los autores. “El mecanismo al que más probablemente se puede achacar esta reducción de la mortalidad es la mejora de las prácticas de higiene y los cuidados de los bebés”.

Los investigadores supervisaron 19.030 partos durante tres años y descubrieron que la mortalidad neonatal fue, en el caso de las mujeres que habían vivido en áreas en las que existían grupos de mujeres, un 32% menor de media, y un 45% inferior el segundo y tercer año. La incidencia de la depresión postparto moderada cayó un 57% al llegar al tercer año.

"Los grupos participativos tienen la ventaja de que ayudan a los más desfavorecidos, es posible adaptarlos a la escala necesaria con un bajo coste y tienen la posibilidad de conseguir efectos duraderos y de gran alcance. Además, tienen la capacidad de mejorar las habilidades para tratar los problemas de salud y de desarrollo que son consecuencia de la pobreza y las desigualdades sociales", concluyen los autores.

El apoyo no es suficiente

En un segundo artículo, Kishwar Azad, investigador del Proyecto de atención perinatal de la Asociación de diabéticos de Bangladesh, supervisó junto a sus colegas la mortalidad en los neonatos a partir de 36.113 partos ocurridos a lo largo de tres años, en una población de 503.163 personas.

Al igual que sucedió con el trabajo liderado por Tripathy, la población objeto de estudio se dividió en grupos, a algunos de los cuales se les asignaron grupos de mujeres para que les prestasen apoyo. Sin embargo, los autores descubrieron esta vez que el apoyo de la comunidad no repercutía de ninguna forma en las tasas de mortalidad neonatal.

"Los grupos de mujeres, si se adaptan a la escala necesaria para proporcionar una cobertura adecuada, pueden llegar hasta los más desfavorecidos y conseguir beneficios sustanciales, tanto para la salud como para otros ámbitos. No obstante, los grupos de mujeres precisan de un apoyo adecuado en términos de recursos humanos para la movilización de la comunidad y necesitan tener una cobertura apropiada", concluyen.

----------

Referencia bibliográfica:
Kishwar Azad, Sarah Barnett, Biplob Banerjee, Sanjit Shaha, Kasmin Khan, Arati Roselyn Rego, Shampa Barua, Dorothy Flatman, Christina Pagel, Audrey Prost, Matthew Ellis, Anthony Costello. “Effect of scaling up women’s groups on birth outcomes in three rural districts in Bangladesh: a cluster-randomised controlled trial”. The Lancet, 8 de marzo de 2010.

Artículo completo

Fuente: SINC
Derechos: Creative Commons
Artículos relacionados
Alt de la imagen
Descubierto un gen crucial para el desarrollo del sarcoma de Ewing

El gen RING1B es clave para el desarrollo del sarcoma de Ewing, un tumor óseo maligno que se forma en el hueso o en el tejido suave y que afecta principalmente a los adolescentes y adultos jóvenes. El hallazgo abre la puerta al desarrollo de nuevas estrategias terapéuticas.

Alt de la imagen
El melanoma ‘engaña’ a las defensas del organismo para aumentar la resistencia a la inmunoterapia

Un equipo del CNIO ha descubierto cómo el melanoma consigue reorientar al sistema inmunitario, no solo para evitar que ataque el tumor, sino incluso para convertirlo en un aliado que coopere con su desarrollo. Este hallazgo podrá contribuir a optimizar el uso de la inmunoterapia, cuya eficacia en este cáncer es solo parcial hasta la fecha.