Suscríbete al boletín semanal

Suscríbete para recibir cada semana el boletín SINC con los contenidos más relevantes y no te pierdas nada de la actualidad científica.

Suscríbete al boletín semanal
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones

El experimento AMS cumple un año en el espacio

El espectrómetro magnético alfa o AMS lleva un año recopilando eventos de rayos cósmicos desde la Estación Espacial Internacional. El Laboratorio Europeo de Física de Partículas ha celebrado este primer aniversario con la visita de la tripulación que llevó el experimento hasta el complejo orbital.

Astronautas de la misión STS-134. Imagen: CERN.

El Laboratorio Europeo de Física de Partículas (CERN) celebró hoy el primer año en el espacio del Espectrómetro Magnético Alfa (AMS, por sus siglas en inglés) con una visita de la tripulación de la misión STS-134 del transbordador espacial, que llevó el experimento a la Estación Espacial Internacional (ISS).

Lanzado el 16 de mayo de 2011, el detector comenzó a enviar datos a la Tierra el 19 de ese mismo mes, y desde entonces ha recopilado 17.000 millones de eventos de rayos cósmicos. Los datos son recibidos por la NASA en Houston, y luego enviados al Centro de Control de Operaciones (POCC) del CERN para el análisis. Recientemente se ha inaugurado otro centro similar en Taipei. La participación española en AMS está coordinada por el CIEMAT y cuenta con el apoyo del Centro Nacional de Física de Partículas, Astropartículas y Nuclear (CPAN).

“El detector AMS ha logrado hasta ahora todo lo que esperábamos de él”, dice el Premio Nobel y portavoz de AMS Samuel Ting. “Es un gran mérito del equipo que ensambló el detector y del que lo instaló en la ISS. Estamos honrados de tenerlos aquí hoy para celebrar el primer año de AMS en el espacio”.

La misión STS-134 fue el último vuelo para el transbordador espacial Endeavour, tripulado por el comandante Mark Kelly, el piloto Gregory H. Johnson y los especialistas Michael Fincke, Greg Chamitoff, Andrew Feustel y Roberto Vittori, este último de la Agencia Espacial Europea (ESA). El primer año de AMS en el espacio ha sido un proceso de aprendizaje. Los datos se han usado para calibrar el detector y entender completamente su funcionamiento en las condiciones extremas de temperatura del espacio.

“Entre los logros de AMS está el que por primera vez hemos sido capaces de identificar electrones con energías superiores a 1 TeV (teraelectronvoltios) antes de que entraran en la atmósfera”, dijo Ting. “Esto ofrece una gran promesa para el programa de investigación de AMS, que se encuentra ahora en marcha”.

Charla veraniega con los estudiantes

El comandante Kelly, junto al profesor Ting, el director general del CERN Rolf Heuer y el director de ciencia de la ESA Álvaro Giménez Cañete han ofrecido una conferencia de prensa en el centro de control de AMS en el CERN antes de una ceremonia en la que se descubrirá una placa conmemorativa junto al POCC.

Por la tarde, los astronautas ofrecieron una presentación para 200 estudiantes universitarios de 71 países que se encuentran actualmente en el CERN participando en uno de sus programas de verano para estudiantes.

“Es un verdadero privilegio visitar el CERN hoy, y estamos orgullosos de haber formado parte en el comienzo del fascinante programa de investigación del experimento AMS”, dice el comandante Kelly. “Encontrarnos con algunos de los estudiantes de verano del CERN que representan el futuro de la ciencia y la ingeniería ha sido un punto culminante”.

Fuente: CERN
Derechos: Creative Commons
Artículos relacionados
Alt de la imagen
Nuevo catálogo con decenas de nuevas ondas gravitacionales detectadas por Virgo y LIGO
SINC

Los detectores Virgo y LIGO de ondas gravitacionales registraron 39 eventos entre abril y octubre de 2019. Estas numerosas observaciones se corresponden con colisiones de agujeros negros o estrellas de neutrones y abren la puerta a nuevos estudios sobre poblaciones de objetos astrofísicos y de física fundamental.

Alt de la imagen
La desconocida historia de Philae en la ‘calavera’ de un cometa

Hace seis años el módulo Philae de la sonda Rosetta tuvo un accidentado aterrizaje en el cometa 67P. No logró anclarse bien en el lugar programado y tras un sobrevuelo acabó en el fondo de un barranco. Pero poco antes, tuvo un breve segundo aterrizaje en una zona que recuerda a un cráneo humano con sombrero, donde dejó su huella en un hielo con miles de millones años. Lo cuenta ahora la Agencia Espacial Europea.