BIOMEDICINA Y SALUD: Otras especialidades médicas

El trabajo se publica en la revista 'Nature'

El reloj biológico controla la activación de las células madre de la piel

  • Facebook
  • Delicious
  • Meneame
  • Arroba

Una nueva investigación revela el papel del ritmo circadiano (el reloj biológico diario) en la capacidad regenerativa de las células madre de la piel. La perturbación de este ritmo provoca el envejecimiento prematuro del tejido y una mayor predisposición a desarrollar tumores de piel. Los resultados revelan que el restablecimiento de un reloj biológico adecuado aumentaría la capacidad regenerativa del tejido a largo plazo.

Más información sobre:
reloj
biológico
células
madre

CRG | 09 noviembre 2011 19:00

<p>A la izquierda, una muestra de ratones con el gen Bmal1 intacto con muchas células proliferando (ver flecha), y a la derecha el ratón con el gen suprimido y muy pocas células en proliferación. Imagen: CRG.</p>

A la izquierda, una muestra de ratones con el gen Bmal1 intacto con muchas células proliferando (ver flecha), y a la derecha el ratón con el gen suprimido y muy pocas células en proliferación. Imagen: CRG.

Investigadores del grupo Homeóstasis Epitelial y Cáncer del Centro de Regulación Genómica (CRG) han estudiado cómo el ritmo circadiano, es decir el reloj biológico interno que controla nuestro comportamiento durante el día y la noche, regula la función de las células que se encargan de regenerar la piel de forma diaria (las células madres de la piel).

El estudio, que se publica en la revista Nature, muestra que el comportamiento de las células madre de la piel está regulado por un reloj biológico interno, y que el correcto funcionamiento de este reloj es necesario para el mantenimiento del tejido. Este reloj regula dicho comportamiento de tal forma que, por ejemplo, durante las horas de máxima exposición a la luz las células sean capaces de protegerse al máximo de la radiación nociva (principal causa del cáncer de piel), mientras que por la tarde-noche puedan dividirse y regenerar el tejido sustituyendo las células dañadas por células sanas.

Así, el reloj biológico permite que las células madre se dividan en los momentos en los que la piel ya no está expuesta a posibles daños, cuando sería más vulnerable a la acumulación de mutaciones en el ADN, lo que ocasiona una pérdida de su capacidad regenerativa, o una mayor predisposición a desarrollar tumores.

“El reloj biológico permite que haya un ajuste preciso del comportamiento temporal de las células madre, de tal manera que el sistema se adapta a las necesidades del tejido según la hora del día y que haya un reemplazo constante de las células del tejido con un mínimo riesgo de acumular mutaciones en el ADN. Si se pierde este control, las células madre pueden acumular daños en su ADN, y la probabilidad de envejecimiento celular y de generación de tumores aumentan de forma muy significativa”, advierte Salvador Aznar Benitah, coordinador del estudio.

Los genes Bmal1 y Period1/2 son los encargados de controlar este ritmo y de regular la actividad o el reposo de la regeneración celular. Mediante la manipulación genética de ambos genes, los investigadores demostraron que la perturbación del reloj biológico en las células madre de la piel impedía a las células saber cuándo tenían que ejercer su función, y que esto ocasionaba problemas a largo plazo en el envejecimiento celular y en la generación de tejido. Es más, la arritmia en el reloj también aumentaba significativamente la propensión a desarrollar un tipo de cáncer de piel que constituye uno de los más diagnosticados en las sociedades industrializadas.

Los resultados revelan que la regeneración de la piel, esencial para prevenir el envejecimiento y desarrollo de tumores, está también sujeta a estos ritmos.  Cuando envejecemos, la precisión de este reloj biológico tiende a perderse de forma progresiva con cambios en nuestros hábitos de sueño y alimentación, y sobre todo en aquellas personas que están expuestas a cambios constantes en sus hábitos diarios (como al jet lag de forma rutinaria).

Los investigadores creen que esto a la larga puede producir fallos en la capacidad regenerativa de nuestros tejidos y el consiguiente envejecimiento, además de una mayor propensión a desarrollar tumores. Será necesario investigar más en un futuro para entender porqué el reloj biológico se pierde cuando envejecemos, y si se pueden desarrollar formas de reestablecer un reloj ¨joven¨ para ralentizar el proceso de degeneración del tejido y disminuir el riesgo de desarrollar tumores.

La función de las células madre de la piel

Las células madre regulan el reemplazo celular en los tejidos. En el caso de la piel, se encargan de producir constantemente nuevas células que reemplazan aquellas que están deterioradas por su uso diario. Un correcto funcionamiento de las células madre es esencial para mantener el tejido sano a lo largo de la vida de los organismos.

La piel está expuesta a diferentes agentes nocivos a lo largo del día, tales como la luz ultravioleta durante las horas de sol, y patógenos tales como bacterias y virus. La principal función de la piel es proteger al organismo de estos posibles daños, a la vez que mantiene una barrera impermeable que separa nuestro cuerpo del exterior.

Referencia bibliográfica:

Janich, P., et al. The circadian molecular clock creates epidermal stem cell heterogeneity. Nature (2011). Advance online publication: 09 Nov 2011, 18:00 GMT (19:00 Hora española). DOI: 10.1038/nature10649

El estudio se llevó a cabo en células madre de la piel de ratones, con el apoyo del American Institute for Cancer Research (AICR), el Ministerio de Salud y la Agencia de Gestión de Ayudas Universitarias y de Investigación (AGAUR). En el estudio también han participado investigadores del IRB Barcelona, de la Ohio State University, en EEUU, y la Universidad de Friburgo, en Suiza.

Si eres periodista y quieres el contacto con los investigadores, regístrate en SINC como periodista.

Zona geográfica: España
Fuente: CRG

Comentarios

QUEREMOS SABER TU OPINIÓN

Por favor, ten en cuenta que SINC no es un consultorio de salud. Para este tipo de consejos, acude a un servicio médico.

AGENCIA SINC EN TWITTER