Suscríbete al boletín semanal

Suscríbete para recibir cada semana el boletín SINC con los contenidos más relevantes y no te pierdas nada de la actualidad científica.

Suscríbete al boletín semanal
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones

Estudian el papel de seis mutaciones genéticas en la aparición de cáncer colorrectal

Investigadores del área de Genética del Cáncer del Instituto de Biología y Genética Molecular (IBGM) de Valladolid desarrollan una línea de investigación que intenta determinar el papel que juegan ciertas mutaciones genéticas, descritas actualmente en las bases de datos internacionales como de efecto desconocido, en la aparición de cáncer colorrectal, la segunda causa de muerte más frecuente entre los varones después del cáncer de pulmón.

Mercedes Durán junto a uno de los aparatos utilizados en los estudios genéticos

En concreto, el estudio se centra en determinar la frecuencia de estas alteraciones genéticas, que dan lugar a un cambio de aminoácido, en la población general, de forma que, si se demuestra que la mutación aparece tanto en afectados de cáncer de cólon como en individuos sanos, significará que no está implicada en la aparición del tumor, pero si por el contrario se detecta que la mutación no aparece en la población general, vendrá a significar que su presencia “aumenta el riesgo” de padecer cáncer colorrectal, según ha explicado a DICYT la investigadora Mercedes Durán, que forma parte del proyecto.

En total se analizará la posible presencia de seis tipos distintos de mutaciones genéticas en 1.000 muestras de sangre anónimas procedentes del Centro de Hemoterapia de Valladolid y el Banco Nacional de ADN de Salamanca, donde existen muestras no sólo de población castellano leonesa, sino también de otras regiones. El hecho de que se busquen estos seis tipos concretos de alteraciones obedece, explica Durán, a que se trata de alteraciones encontradas en pacientes de cáncer colorrectal a los que se ha realizado un análisis genético en el IBGM y en los que no se han detectado mutaciones en los genes MLH1, MSH2 y MSH6, los más importantes en cuanto a susceptibilidad hereditaria para cáncer colorrectal de tipo no polipósico (Síndrome de Lynch), ni grandes restructuraciones, que son mutaciones genéticas más grandes que no son detectadas por las técnicas convencionales de rastreo, sino a través de otra más novedosa denominada MLPA (Multiplex Ligation-dependent Probe Amplification).

Junto a estos análisis genéticos, el estudio se completará con la realización de un estudio de segregación en la familia de los pacientes de cáncer de colon donde se haya localizado alguno de estos seis tipos de mutación, para determinar si alguno de sus miembros la ha heredado o no, ha añadido la investigadora del IBGM.

Los resultados de este estudio, que por el momento han demostrado que dos de esas cuatro mutaciones aparecen frecuentemente en la población sana por lo que en un principio no influirían en el riesgo de padecer este tipo de tumor, se presentarán a finales del próximo mes de mayo en el Congreso Europeo de Genética que se celebrará en Barcelona.

Fuente: DICYT
Derechos: Creative Commons
Artículos relacionados
Alt de la imagen
Descubierto un gen crucial para el desarrollo del sarcoma de Ewing

El gen RING1B es clave para el desarrollo del sarcoma de Ewing, un tumor óseo maligno que se forma en el hueso o en el tejido suave y que afecta principalmente a los adolescentes y adultos jóvenes. El hallazgo abre la puerta al desarrollo de nuevas estrategias terapéuticas.

Alt de la imagen
Así es el efecto de los neutrófilos: desconocido y con nuevas posibilidades terapéuticas

Investigadores del CNIC han descubierto facetas insospechadas del sistema inmunitario que ayudan a mantener la salud de los órganos. El estudio, publicado en la revista Cell, permite la mejor comprensión del papel de distintos tipos de células inmunitarias en el desarrollo de enfermedades.