Suscríbete al boletín semanal

Recibe cada semana los contenidos más relevantes de la actualidad científica.

Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
La Yesca y BDA provocan graves pérdida a los productores de uva

Identifican la enfermedad que afecta a las hojas de la vid

Según científicos del Instituto Vasco de Investigación y Desarrollo Agrario, NEIKER-Tecnalia, y del Instituto Nacional de Investigación Agronómica (INRA) de Burdeos (Francia), los síntomas de la enfermedad ‘black dead arm (BDA)’ o ‘brazo muerto’ en las hojas de vides son, en realidad, síntomas de la enfermedad de la Yesca en su fase inicial. La Yesca y BDA son patologías que afectan a la madera de la vid y anualmente acarrean graves pérdidas al sector del vino y la uva de consumo.

Hoja con los presuntos síntomas BDA (franja roja junto al tejido verde), fotografiada el 23 de agosto de 2012. Imagen: NEIKER-Tecnalia.

Los síntomas que la Yesca y BDA producen en las hojas de vid recuerdan al de la sequía. En el caso de la Yesca, el tejido se seca entre los nervios y aparece rodeado de una banda roja y otra amarilla, antes de llegar el tejido verde, que es el propio de la hoja. Las hojas que hasta ahora se creían que estaban afectadas por BDA o ‘brazo muerto’ muestran una banda roja y junto a ella el tejido verde. Esta pequeña diferencia llevó a algunos investigadores a considerar que se trataban de síntomas de enfermedades diferentes.

Con el fin de profundizar en el conocimiento de estos signos, los investigadores de NEIKER-Tecnalia y del INRA llevaron a cabo un seguimiento quincenal de cepas afectadas durante tres años, en distintos viñedos de Rioja Alavesa (España), Burdeos (Francia), la zona del río Rhin (Alemania) y del valle de Bekaa (Líbano).

Los expertos observaron que las hojas evolucionaban del llamado síntoma de BDA al de la yesca, e incluso que ambos síntomas podían apreciarse al mismo tiempo en muchas de las cepas estudiadas. Sin embargo, si se tratase de dos enfermedades diferentes, las cepas mostrarían signos externos únicamente de BDA o de Yesca; pero no de ambas simultáneamente.

De esta manera, los especialistas concluyeron que tanto las hojas que muestran una banda roja y otra amarilla junto al tejido verde, como las que tienen solamente una banda roja, presentan síntomas propios de la Yesca. Además, los investigadores de NEIKER-Tecnalia han llevado a cabo distintas pruebas en laboratorio en las que se ha inoculado hongos botriosferiáceos –causantes de BDA- en vides y nunca se ha conseguido reproducir el supuesto síntoma foliar de BDA.

Los resultados de la investigación de NEIKER-Tecnalia y el INRA de Burdeos se publicaron el pasado mes de julio en la revista estadounidense Plant Disease, uno de los referentes editoriales en materia de patologías del reino vegetal. El estudio ha contado con la financiación de la plataforma eurorregional Aquitania-Euskadi y la colaboración de los viticultores de la Unión de Agricultores y Ganaderos de Álava (UAGA)

Extendida por toda Europa

La enfermedad de la Yesca está extendida por toda Europa. Un 70% de los viñedos franceses presentaron casos de Yesca en el período de 2003 a 2008, según datos de la prospección nacional francesa. Los viñedos afectados tenían entre un 1 y un 3% de cepas enfermas, un porcentaje muy similar al que puede encontrarse en Rioja Alavesa.

Para combatir esta enfermedad, tradicionalmente se había empleado arsenito sódico, un compuesto prohibido desde 2003 debido a su extrema toxicidad. Aunque existen en el mercado distintos tratamientos, no resultan tan efectivos contra los hongos como el citado arsenito sódico. En la actualidad, NEIKER-Tecnalia está ensayando tratamientos químicos y biológicos destinados a utilizarse en los cortes de poda, que son la puerta de entrada de las enfermedades de la madera.

La Yesca es una enfermedad compleja en la que intervienen varios hongos y que afecta a la vid y a otras plantas leñosas. Forma parte de las llamadas enfermedades de la madera de la vid y los hongos que las causan se alimentan de la madera del tronco y los brazos. A medida que los hongos van degradando el tronco, del interior hacia el exterior, se dificulta el flujo normal de la savia, de manera que esta no llega debidamente a las hojas.

Fuente: Neiker-Tecnalia
Derechos: Creative Commons
Artículos relacionados
La producción de alimentos genera un tercio de las emisiones globales de gases de efecto invernadero

Un equipo internacional de científicos ha estimado en 17.318 millones de toneladas métricas de CO2 las emisiones anuales de todo el sector alimentario. La carne de vacuno, seguida de la leche de vaca y la carne de cerdo, son los alimentos de origen animal que más contribuyen.

Cómo contaminar menos enseñando a las vacas a ir al baño

El amoníaco generado por las heces y orina de las vacas se filtra en el suelo de las granjas, y puede contaminar tanto la tierra como los cursos de agua locales, además de convertirse en un potencial agente de efecto invernadero. Para reducir las emisiones de este gas, un equipo ha diseñado un método para entrenar a estos rumiantes a hacer sus necesidades en los lugares designados.