Suscríbete al boletín semanal

Recibe cada semana los contenidos más relevantes de la actualidad científica.

Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones

Internet de las cosas para monitorizar la actividad física de enfermos de hemofilia

Investigadores de la Universidad de Valencia, en colaboración con el Hospital La Fe y la empresas Baxtes y Analog Devices, están desarrollando un sistema basado en tecnologías de internet de las cosas para monitorizar la actividad física de enfermos de hemofilia. La idea consiste en la incorporación de acelerómetros, colocados en la muñeca o en la ropa de los enfermos, con el fin de que registren señales durante su actividad diaria.

Una trabajadora sanitiraria examina a un enfermo de hemofilia. / UV

Un equipo de investigación del departamento de Ingeniería Electrónica de la Escuela Técnica Superior de Ingeniería y de la Facultad de Fisioterapia de la Universidad de Valencia, liderados por el profesor Felipe Querol, han puesto en marcha un proyecto para monitorizar la actividad física de pacientes hemofílicos utilizando tecnologías de internet de las cosas. El objetivo es desarrollar patrones que ayuden a mejorar la calidad de vida y los tratamientos de estos enfermos.

La investigación, en la que participarán 12 científicos durante dos años, está financiada por la compañía farmacéutica Baxter, líder en terapias relacionadas con la hemofilia, y cuenta con la colaboración de la compañía Analog Devices, que ha aportado los acelerómetros y módulos que portarán los pacientes para capturar la información, y el Hospital Universitario y Politécnico La Fe.

La idea consiste en la incorporación de unos pequeños dispositivos, denominados acelerómetros, a las personas que padecen hemofilia, en concreto a un total de 20 enfermos y un grupo de control de sanos durante dos años. Los acelerómetros se colocan en la muñeca o en la ropa, con el fin de que registren señales puras durante las actividades de la vida diaria.

La idea consiste en la incorporación de acelerómetros en enfermos de hemofilia, colocados en la muñeca o en la ropa

Después, en el laboratorio, esas señales se pueden descifrar y correlacionar con otros estudios, como son las imágenes térmicas de las articulaciones, datos de imágenes ecográficas, impedancia bioeléctrica, densitometría y variables de fuerzas, recorridos, gestos articulares y también valores de laboratorio, que nos permiten conocer niveles en plasma tanto de factores de la coagulación como otros parámetros que influyen en la salud.

Interconexión

El objetivo de este trabajo es elaborar patrones de conocimiento y así poder monitorizar la actividad física de pacientes hemofílicos, su impacto en la condición física y su relación con la artropatía hemofílica y las comorbilidades derivadas de la actual esperanza de vida”, apunta Felipe Querol, que también es médico adjunto del Hospital La Fe.

Para monitorizar el grado de cumplimiento de la actividad y su reflejo en la mejora de los pacientes, esta investigación “va a tener un impacto directo en el sistema sanitario pues la hemofilia constituye una de las enfermedades más difíciles de tratar y más caras del sistema sanitario”, indica Querol,

Este proyecto se enmarca dentro de la internet de las cosas. Todo está interconectado y, por tanto, se puede extraer conocimiento de la ingente cantidad de información que se dispone a través de diferentes dispositivos, en este caso lo que se conoce como dispositivos para vestir (wearables) para conocer el grado de cumplimiento de los ejercicios físicos.

Fuente: UV
Derechos: Creative Commons
Artículos relacionados
Logran regenerar cartílago de rodilla con ráfagas de corriente eléctrica

Investigadores de EE UU han desarrollado una nueva nanoestructura con propiedades piezoeléctricas. Con ella han conseguido hacer crecer un cartílago robusto y funcional en la articulación de la rodilla de un conejo.

Desarrollado un biochip que abarata la fabricación de piel humana en laboratorio

El dispositivo creado por investigadores españoles simplifica el proceso de fabricación de piel in vitro y de otros tejidos complejos, que se podrían emplear en ensayos de testeo de medicamentos y cosméticos, entre otras aplicaciones.