Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Los resultados de este estudio serán presentados en el XIII Congreso de la SESPAS 2009

La Ley antitabaco funciona

Un estudio realizado por la Universitat Illes Balears (UIB) señala que el 74,1% de los trabajadores baleares y valencianos que fuma ha dejado de hacerlo en el lugar de trabajo después de la entrada en vigor de la Ley de Tabaco. Aunque las conclusiones muestran que la entrada en vigor de la Ley del Tabaco ha sido muy efectiva, en España se producen 50.000 muertes anuales relacionadas con el tabaco.

Foto: N.Sanz.

El estudio de seguimiento de una cohorte de trabajadores en España, que ha dirigido María de Lluc Bauza Amengual, investigador de la UIB con el apoyo de nueve centros de salud de Baleares y de la Comunidad Valenciana, será presentado en el XIII Congreso de la Sociedad Española de Salud Pública y Administración Sanitaria SESPAS 2009, que tendrá lugar en Sevilla del 3 al 6 de marzo.

En España se producen 50.000 muertes anuales relacionadas con el tabaco. El estudio se diseñó con la finalidad de describir si la nueva Ley del Tabaco, en su aplicación al lugar del trabajo, ha influido en los trabajadores que acuden a las consultas de Atención Primaria de la ciudad de Palma de Mallorca y Valencia.

Las conclusiones del estudio confirman que la entrada en vigor de la Ley del Tabaco ha sido muy efectiva, ya que ha conseguido reducir tanto la proporción de fumadores como el número de cigarrillos consumidos por los fumadores durante su jornada laboral.

De hecho, el 9,5% de los trabajadores encuestados había dejado de fumar un mes después de la puesta en marcha de la ley y, año y medio después, la mitad de los que habían dejado de fumar en el primer mes se mantenían como no fumadores. La media de cigarrillos fumados durante la jornada laboral pasó de 8 a 2 al mes y a 1,4 a los 18 meses.

Fuera de la jornada laboral los datos son igualmente positivos, ya que la media antes de la entrada en vigor de la ley era de 20 cigarrillos por día, pasando a 13 cigarrillos por día, un mes después de la aplicación de la ley, y a 14,7 cigarrillos por día, a los 18 meses.

Campañas de sensibilización para trabajadores

El estudio se ha realizado en trabajadores activos, mayores de 18 años, que acuden al centro de salud por cualquier motivo y que cumplían los requisitos de ser fumador hasta, al menos, el 31 de diciembre de 2005. Se analizó a 220 trabajadores, de los que el 53,2% eran mujeres y el 46,8% eran hombres, con una media de edad de 40 años.

Los responsables del estudio aconsejan diseñar campañas de sensibilización y divulgación para el cumplimiento de la ley, ya que la investigación constata que las variables relacionadas con el cumplimento de ésta en el lugar de trabajo son el nivel educativo, el sexo del trabajador y el tamaño de la empresa. Asimismo, los expertos recomiendan sistemas de vigilancia que garanticen el cumplimiento de la ley.

Fuente: SINC
Derechos: Creative Commons
Artículos relacionados
Alt de la imagen
Pasear por espacios azules como playas o lagos se asocia con mejoras en la salud mental

Un nuevo estudio identifica los beneficios que aporta al estado de ánimo y al bienestar personal dar caminatas breves y frecuentes por lugares con agua. Para los autores, identificar estos elementos es clave para el desarrollo de ciudades más habitables, sostenibles y saludables.

Alt de la imagen
Diego Ramiro, demógrafo en el CSIC
“No existe un censo de residentes en centros de mayores y esto será importante si hay otra ola”
Adeline Marcos

La COVID-19 se ensaña sobre todo con las personas más frágiles, como los habitantes de las residencias, donde se han concentrado todos los factores de riesgo. El director del Instituto de Economía, Geografía y Demografía del CSIC afirma que sería necesario un registro informatizado de sus usuarios ante un posible rebrote.