Suscríbete al boletín semanal

Suscríbete para recibir cada semana el boletín SINC con los contenidos más relevantes y no te pierdas nada de la actualidad científica.

Suscríbete al boletín semanal
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones
Si estás registrado

No podrás conectarte si excedes diez intentos fallidos.

Si todavía no estás registrado

La Agencia SINC ofrece servicios diferentes dependiendo de tu perfil.

Selecciona el tuyo:

Periodistas Instituciones

Las multinacionales europeas recortan la inversión en I+D menos que las estadounidenses

La inversión en I+D de las principales empresas de la Unión Europa (UE) disminuyó en un 2,6 % en 2009, aunque las ventas y los beneficios se redujeron mucho más. Por su parte, esta caída de inversión en las compañías líderes en Estados Unidos fue dos veces superior a la de la UE (un 5,1 %), según el Cuadro de indicadores sobre la inversión industrial en I+D en la UE para 2010 publicado por la Comisión Europea.

Finlandia ha reducido su inversión en I+D un 6 %. En la imagen, sede central de Nokia en Keilaniemi, Espoo (Finlandia). Foto: Majestic.

“El hecho de que las grandes empresas de la UE hayan mantenido en gran medida sus inversiones en I+D demuestra que comprenden que la I+D es la clave para salir reforzados de la crisis. Pero la enorme distancia con respecto a las principales empresas estadounidenses en ámbitos como el software y la biotecnología, unida al ascenso rápido y continuado de las empresas con sede en Asia, pone de manifiesto que Europa se halla en una situación de emergencia en lo que se refiere a la innovación”, advirtió Máire Geoghegan-Quinn, Comisaria de Investigación, Innovación y Ciencia.

Las empresas japonesas mantuvieron su nivel de inversión pese a la fuerte disminución de las ventas (alrededor de un 10 %) y de los beneficios (88,2 %). Las basadas en otros lugares de Asia (China, India, Hong Kong, Corea del Sur y Taiwán) mantuvieron el elevado crecimiento de la I+D registrado en años anteriores.

El cuadro de indicadores del presente año demuestra que, pese a unas dificultades económicas casi sin precedentes, la inversión en I+D sigue constituyendo una prioridad estratégica importante para las principales empresas de todo el mundo.

Unión por la Innovación

Durante 2009, las principales empresas de la UE redujeron su inversión en I+D mucho menos que sus homólogas estadounidenses, pese a que la disminución de las ventas fue similar (en torno al 10 %) y la de los beneficios superior (un 13 % frente al 1,4 %).

Las cifras de las empresas europeas son mediocres en sectores esenciales de la alta tecnología. Sin embargo, las empresas de EEUU que figuran en el cuadro de indicadores invirtieron cinco veces más que sus homólogas de la UE en I+D sobre semiconductores, cuatro veces más en software y ocho veces más en biotecnología.

Según Geoghegan-Quinn, “es urgente que los Jefes de Estado o de Gobierno respalden en el Consejo Europeo de diciembre las propuestas de la Unión por la innovación que Antonio Tajani y yo anunciamos el 6 de octubre”.

Las grandes empresas con sede en algunos países asiáticos mantuvieron el elevado crecimiento de la I+D de años anteriores, p. ej., China (hasta un 40,0 %), India (27,3 %), Hong Kong (14,8 %), Corea del Sur (9,1 %) y Taiwán (3,1 %). Las empresas suizas también incrementaron su inversión en I+D (2,5 %).

Los principales inversores en I+D españoles resisten a la crisis

Los empresas inversoras en I+D españolas incrementaron en un 15,4 % su inversión, pese a que las ventas cayeron un 6,4 %. “Esto se debió a los fuertes aumentos registrados por grandes empresas españolas”, explica la Comisión.

Las cifras de incremento de la I+D difieren de un Estado miembro a otro, debido al distinto peso de los diversos sectores. Algunas de las reducciones más drásticas se dieron en empresas con sede en países como Alemania (3,2 %) y Francia (4,5 %), que poseen una gran industria del automóvil.

También se produjeron fuertes disminuciones en países como Finlandia (6 %) y Suecia (6,6 %), en los que el sector de equipos informáticos tiene un gran peso para las empresas nacionales.

Treinta de las primeras empresas en I+D recortaron su inversión en 2009

Tres empresas con sede en la UE figuran entre los 10 principales inversores en I+D. junto con otras tres de EEUU y una de Japón que ostenta la primera posición. Asimismo, entre las 50 primeras figuran 16 empresas de la UE, 19 de los Estados Unidos y 12 de Japón.

“Pese a la crisis, la composición sectorial de la inversión en I+D en el mundo ha permanecido básicamente inalterada. En el caso de las empresas estadounidenses, los sectores de alta intensidad en I+D, tales como el farmacéutico o el de servicios informáticos, aportan más de dos tercios de la I+D total”, explica un comunicado de la Comisión.

Por el contrario, en el caso de las empresas europeas y japonesas predominan los sectores de intensidad de I+D media-alta (como el automóvil o la electrónica), mientras que los sectores de alta intensidad de I+D representan solamente alrededor de un tercio de la inversión total. Además, el sector de las energías alternativas mantuvo su rápido crecimiento.

Fuente: SINC
Derechos: Creative Commons
Artículos relacionados
La pobreza pone más difícil envejecer disfrutando de la vida

Un estudio dirigido por la University College de Londres muestra que la edad tiene efectos más negativos en las personas con orígenes socioeconómicos bajos. No solo sufren más enfermedades graves, también tienen situaciones físicas, emocionales y sociales más desfavorables.

Beatriz González López-Valcárcel, asesora del ministerio de Ciencia e Innovación para la COVID-19
“Tenemos que aplanar también la curva de las consecuencias económicas de la pandemia”
Mónica G. Salomone

Para esta economista, el “principal reto” al que nos enfrentamos es mantener el equilibrio entre economía y salud. Perderlo supondrá o bien caer en un abismo económico, o bien colapsar las UCI. Avanzar por el filo de ese cuchillo requerirá un “ajuste muy fino” de medidas que eviten desde la masificación en el metro hasta el avance de la desigualdad.